Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 07 Jul 2020 14:19
Tienda de Material Táctico

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 743 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 14 Feb 2015 16:14 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17190
Ubicación: ESPAÑA
Fotaza en la subcomisaria de Times Square.

Imagen

Saludos

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 20 Feb 2015 09:38 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 11863
Ubicación: Pintiam.-
No es fácil dar con un fantasma. Frank Serpico, de 78 años, expolicía, héroe de película, bohemio, seductor, hippy, soplón, poeta, místico, actor y tantas otras cosas, prácticamente lo ha sido durante los últimos 40 años. Desde que en 1972 entregó su placa y, un año después, Sidney Lumet decidió inmortalizarle en Serpico, la aclamada película, Paco, como le conocen sus amigos, apenas se ha dejado ver.

EL PAÍS le buscó a finales del año pasado para conocer su opinión sobre las muertes a manos de la policía de los afroamericanos Michael Brown y Eric Garner, sucesos que han abierto una crisis sin precedentes entre la policía de Nueva York y el alcalde Bill de Blasio, agravada por el asesinato de dos agentes en Brooklyn en diciembre.

Sin embargo, el rastro de Serpico se perdía por las montañas del norte del Estado de Nueva York, junto al río Hudson, donde vive solo en una cabaña, sin conexión a Internet ni televisión. Como último recurso quedaba dejar un número de teléfono y una dirección de correo entre aquellos que habían estado con él en los últimos años. Y esperar. El fantasma apareció una cerrada y silenciosa noche de frío polar y nevadas en toda Nueva Inglaterra.

“Viceeeenteeee”, atronó una voz cascada y surcada de interferencias al otro lado del teléfono en la segunda semana de enero. “Sí, ¿quién es?”, respondió este reportero. “Soy Franceeescooo”, añadió la voz en español. Allí estaba, efectivamente, como es él: cálido, bromista, irónico, capaz de chapurrear hasta cinco idiomas… “Tú no escribes para los gringos, ¿verdad?”, preguntó. “No, trabajo en EL PAÍS”. “Bien”, resolvió. La cita se concertó para unos días después, en una granja del condado de Columbia, a dos horas al norte de Manhattan. “Sin fotógrafos”, advirtió.

La Hawthorne Valley Farm es un complejo agrícola con tienda y cafetería, rodeado de algunas casas y un colegio, al que acuden los lugareños para hacer la compra, recoger a los niños de clase y charlar entre ellos con un sopa humeante en las manos. Paco llega en un 4×4, sucio de nieve y barro, a la hora en punto. Su aspecto es el de una estrella de rock retirada. Gorro de lana, abrigo de lona hasta los pies, botas altas de piel, colmillos de marfil en forma de pendientes en ambas orejas, lente de aumento colgada del cuello, anillo de plata con una calavera en la mano izquierda y un cinturón con motivos indios repleto de turquesas. Tras sus gafas oscuras, unos ojos vivos e inteligentes rastrean lo que sucede a su alrededor.

El agente de policía, testificando en 1970 ante la comisión Knapp, que tuvo que crear John Lindsay, alcalde de Nueva York, ante las presiones de la opinión pública. / Contacto

En su mejilla no se aprecia la cicatriz del balazo que recibió en la cara durante una operación antidroga en Williamsburg (Brooklyn) en 1971. Es la escena con la que arranca la película. Serpico intenta acceder a una casa de traficantes, pero queda atrapado en la puerta sin poder utilizar su arma. Pide ayuda a gritos a sus compañeros, pero estos ven una ocasión perfecta para librarse de él y le abandonan a su suerte. Un narco dispara a quemarropa contra el rostro del policía. Queda malherido. Un vecino hispano llama a una ambulancia y le salva la vida. Un año después deja el cuerpo.

Serpico todavía tiene pesadillas con ese momento. No puede olvidarlo, aunque quiera. La nariz le moquea permanentemente por culpa de los fragmentos de plomo que todavía siguen alojados bajo su cerebro, en el canal nasal.

“¿Lo ves? Están todos muertos”, comenta a voces nada más tomar asiento en la cafetería de la granja mientras señala un anuncio a toda página en el periódico local de la serie de televisión The Walking Dead. “Sí, es una serie sobre zombis, muertos vivientes”, responde el periodista. “No me refiero a eso. Digo que están todos muertos, los que ven estas cosas, la gente… Solo quieren distracciones, consumir, ganar dinero. La gente habla de drogas sin saber que está drogada. Drogada por productos como este. Es otro tipo de corrupción. El mundo ha puesto la inteligencia en cosas que no son necesarias”, aclara. El alegato anticonsumista forma parte de la vida en soledad de Serpico. “Evito Nueva York. Aquello no es natural”, explica con un sonrisa burlona mientras devora unas sabrosas judías con vegetales.

Serpico compró en 1968 unos 50 acres (20 hectáreas) de terreno perdidos cerca del Hudson y allí construyó su cabaña. “Me propuso comprar la tierra un compañero del cuerpo. En aquella época muchos policías compraban tierras por el Estado. Eran los tiempos de la Gold Coast (Costa del Oro), que era como llamábamos a Harlem por el mucho dinero que los policías conseguían allí de sobornos”. Tras unos años por Europa, huyendo de las represalias de sus compañeros por haber denunciado la corrupción en la policía, Serpico volvió a Estados Unidos y se instaló en el campo en los ochenta.

Su días transcurren aislados cerca del poblado de Stuyvesant. Corta su leña, da de comer a las urracas, cría gallinas y cabras, pasea, escribe sus memorias, rescata animales heridos, asiste a las universidades cercanas a dar charlas, recita sus poemas en alguna radio, se aplica medicina china, medita, practica la flauta japonesa y los tambores africanos, y baila tangos con su novia (“amiga”, matiza). A sus 78 años, sigue siendo coqueto y seductor.

Serpico se instaló en el campo, al norte de Nueva York, cuando regresó de un exilio autoimpuesto en Europa tras sus revelaciones sobre la corrupción en la policía de Nueva York. / Only action counts (Gigantic Pictures)

Posee un ordenador portátil, pero no tiene conexión a Internet ni televisión. Dos días a la semana acude al cercano pueblo de Hudson o a la granja Hawthorne, donde repasa su correo, toma café y charla con los vecinos. Todos le conocen, sobre todo los niños, con los que no cesa de bromear. Goza de buena salud, aunque tiene dañados los nervios de la pierna izquierda, lo que le produce un dolor intenso, y apenas oye de un oído.

Vive de su pensión y de los derechos que le reportó la biografía que escribió Peter Maas, de la que se vendieron tres millones de ejemplares. Conserva la placa de detective y su revólver. Le indignan las noticias del mundo. Entre las últimas, todo lo sucedido con la policía de Nueva York y las muertes por un excesivo uso de la fuerza. “El problema de la policía es de actitud. Yo soy la ley, dicen. No, yo soy el que defiende la ley. Yo no soy la ley. Representar la ley es un derecho, y hay que ganárselo”, clama. “Si matas y maltratas, cómo quieres que te quieran. Solo saben dar excusas, cobardes excusas. Estaba en riesgo mi vida, tenía miedo, dicen. Y las excusas son como el culo, cada uno tiene uno”, añade.

Serpico cree que la corrupción que anidaba en el cuerpo en sus años no es ya el principal problema, sino el uso excesivo de la fuerza. “Los policías de ahora se quejan como niños de que no quieren hacer sus deberes. Tienen miedo. Un policía con miedo es un policía mal preparado. No se puede ejercer este oficio con miedo”, argumenta. “Un policía te puede matar, porque la ley les permite usar la fuerza. Decir que lo hace por miedo es cobardía. Es legítimo querer regresar sano y salvo a casa cada noche, pero no a costa de la vida de un inocente. Eric Garner era un tipo inocente que vendía cigarrillos en la calle. Los policías de ahora son lobos con piel de cordero”, denuncia.

En 1994, el exagente mandó una carta al entonces presidente Bill Clinton en la que le advertía de que los niños tenían miedo de los policías. “Cuando yo era niño, mi madre me decía siempre que, si tenía un problema, llamara a un policía, que él me ayudaría. Yo me hice policía porque, de niño, quería atrapar a los ladrones que, según me contó mi madre, habían matado a mi abuelo para robarle. Ahora es distinto”, recuerda. En aquella carta, Serpico pedía a Clinton la creación de una comisión que analizara cómo se había corrompido la relación entre la policía y los ciudadanos. Solo recibió una respuesta de agradecimiento.

La gente habla de drogas sin saber que está drogada. Solo quieren distracciones”

En su opinión, los sindicatos policiales de Nueva York tienen demasiada fuerza. “Lo que hicieron con el alcalde, volverle la espalda durante los funerales, fue inaceptable. ¿Pero quién manda en la policía, el jefe del departamento o el sindicato? Tenían que haberles sancionado”. Sobre el alcalde, destaca su complicada situación: “Está en medio de los afroamericanos y de la policía. Es complicado. Su mujer es negra, sus hijos también…”.

La relación de Serpico con la policía de Nueva York sigue siendo tormentosa. No en vano, suyos fueron los testimonios que llevaron al cuerpo a la peor crisis de su historia. Hijo de inmigrantes italianos de Brooklyn, el niño Francesco veneraba a los agentes de su barrio. En 1959 logró su placa. Ocho años después, ya como detective, denunció la corrupción de sus compañeros ante sus superiores. Dio información detallada, pero no se hizo nada. Impotente, él y su compañero David Durk acudieron a The New York Times.

En 1970, presionado por la opinión pública, el alcalde John Lindsay abrió la comisión ­Knapp, ante la que testificó el policía. Los resultados mostraron un cuerpo corroído por los sobornos y la ley del silencio. El realizador Sidney Lumet hizo una película sobre estos hechos en 1973. El protagonista fue Al Pacino, que bordó uno de sus mejores papeles. Según el American Film Institute, Serpico es el número 40 de la lista de héroes de cine más queridos, por debajo del perro Lassie (el número uno es Atticus Finch, el protagonista de Matar a un ruiseñor, el filme basado en la novela de Harper Lee).

Serpico no disfrutó del filme que llevaba su nombre. Dejó EE UU y se instaló en Europa. Compró una granja en Holanda, se casó con una holandesa y recorrió el continente. Cuando su mujer murió, vendió la granja y regresó a Estados Unidos. Era la década de los ochenta. Durante un tiempo recorrió en caravana el país y Canadá. Finalmente, se instaló al norte de Nueva York, lejos pero cerca de la ciudad que casi acaba con su vida. Las cosas, asegura, han cambiado, pero no mucho. “No me sorprendió que el policía que mató a Eric Garner no fuera procesado por un gran jurado. ¿Cuándo ha sido la última vez que un agente ha sido procesado? Los fiscales no procesan a los policías y saben cómo controlar al gran jurado. Tienen relación con los policías, se sirven de ellos para enviar gente a la cárcel, son sus amigos”, enfatiza.

El entonces agente Serpico, en una imagen de 1970, abandonando los juzgados del Bronx tras testificar. / Getty

Para Serpico, hay un problema de falta de respeto hacia la ciudadanía en general y hacia las minorías en particular. “Se creen mejores que ellos. Es un problema de toda la sociedad, no solo de la policía. No hay respeto por la gente, solo se piensa en ganar dinero, en ganar poder… El ciudadano no importa. Ser policía es un honor, pero no un lugar en el que hacerse rico”. Mientras Paco habla, la gente acude a saludarle. A cambio de ser querido, reparte la bonhomía que tan bien retrató Al Pacino en la pantalla. Las anécdotas brotan de su boca: “¿Sabes lo que es la escuela de las siete campanillas? La escuela colombiana de carteristas. Practican con un maniquí con traje y siete campanillas. Si suena una sola campanilla mientras intentan robar la cartera, no valen para el oficio”.

Serpico se refiere a los delincuentes hispanos que llegaban a Nueva York en su época de agente. “Cogían la tarjeta plastificada con las instrucciones de seguridad del avión para abrir las habitaciones de los hoteles. La insertaban en la puerta y limpiaban la habitación. Los deteníamos en los pasillos. A mí me usaban de intérprete. En un interrogatorio, el teniente me pidió que preguntara a uno qué hacía en el pasillo con aquel folio plastificado. El tipo respondió, socarrón, que esperaba la guagua. La verdad es que algunos tenían gracia”, recuerda entre risas.

Es media tarde y los carámbanos de hielo que cuelgan de las vigas exteriores de madera del café gotean pertinazmente. Es el momento de volver a Nueva York, la hora de que el fantasma vuelva a su guarida. Antes de la despedida, Serpico se levanta, acude a su coche en el aparcamiento y vuelve con unos papeles en una carpeta. El primero de ellos huele a viejo.

Se trata del Código Ético de los Agentes de la Ley que estudió en la academia de policía a finales de los años cincuenta. Entre otras cosas, dice: “Como representante de la ley, mi deber fundamental es servir a la humanidad, salvaguardar vidas y propiedades, proteger a los inocentes del engaño, a los débiles de la opresión o la intimidación, la paz de la violencia o el desorden, y respetar los derechos constitucionales de todos los hombres con libertad, igualdad y justicia. (…) Mantendré la calma y el coraje ante el peligro. (…) Nunca emplearé una fuerza o violencia innecesarias”.

Tras mostrar la página como un tesoro, Serpico la vuelve a guardar con cuidado, sin dejar que nadie la toque, no sin antes hacer notar a su interlocutor que el texto se ha desdibujado con el paso del tiempo, que muchas palabras están a punto de desaparecer, razón por la que las ha subrayado a lápiz, como si quisiera salvaguardar su validez, su enorme significado, el sentido de vestir el uniforme de policía a riesgo de la propia vida.
http://elpais.com/elpais/2015/02/18/eps ... 83024.html
Ender escribió:
Si bien Serpico tuvo su merito por lo que vivió e hizo en los 70, eso no le legitima para el discurso Hippi que acabo de leer. Como bien dice el articulo, no tiene ni tele ni internet, así que tampoco tiene toda la información, evidentemente su relación con el NYPD nunca será buena, pero mete a todos en un saco y la verdad... es un discurso antipolicia ; donde para él el uniformado es el culpable y la sociedad es magnifica.
Si bien su fondo es bienintencionado, creo que en su época holandesa se fumo muchos canutos y estamos en el 2015, dejo el cuerpo en el 72, antes de la tele por cable, internet, los móviles, la PlayStation y un larguísimo etc. Ni la sociedad, ni la policía, ni los medios técnicos, ni el entrenamiento, ni la propia ciudad de NY tienen nada que ver con lo que el conoció, por lo tanto su desactualización es absoluta.

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 14 May 2015 17:07 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 11863
Ubicación: Pintiam.-
11/5/2015. CSU, patrulleros y ESU en el lugar donde se hirió a gravedad a un individuo que atacaba a los transeuntes con un martillo:
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 01 Jul 2015 00:57 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal

Registrado: 29 Abr 2010 23:21
Mensajes: 4548
Ubicación: España


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 27 Nov 2015 19:54 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal

Registrado: 19 May 2007 13:28
Mensajes: 12593
Ubicación: Achnacarry, Escocia
Tras los salvajes atentados del 13N en París han realizado un simulacro de ataque múltiple en Manhattan.
A cuidarse y mente abierta
TXONI escribió:
Siento ser repetitivo.Cuando se va a hacer un simulacro de ese tipo en España??.A que esperamos??.

coolheart_asn escribió:
La semana pasada estuve en NYC y pude presenciar el simulacro (me pilló por sorpresa) decir que la ciudad esta en el nivel de alerta de siempre, en tines square hay constantemente agentes del strategic response group, y en otros puntos pude ver agentes de la ESU. También decir que en liberty island vi un vehículo del srt de la park police.

TROPICANO escribió:
Desconocia la creacion de la SRG (Strategic Respons Grup) de la NYPD.
Alguien sabe si ha sido solo un cambio de nombre de la ESU, nueva creación/personal, etc?

Azu escribió:
Strategic Response Group, antigua ESU?

coolheart_asn escribió:
Es una unidad a parte de la ESU e integrada en otro mando. Es como una especie de unidad de prevención y primera respuesta, al menos es lo que me dieron a entender los agentes con los que pude hablar.

TROPICANO escribió:
Gracias coolheart_asn por la información.

Azu escribió:
Gracias coolheart.

_________________
United We Conquer
Gran escena y gran mensaje: https://m.youtube.com/watch?v=ftWtv6-IOwI


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 03 Dic 2015 22:53 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17190
Ubicación: ESPAÑA
Smart del NYPD.



Saludos

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 04 Dic 2015 12:25 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ene 2009 10:55
Mensajes: 1996
Strategic Response Group

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

_________________
There's no argument over the choice between peace and war, but there's only one guaranteed way you can have peace—and you can have it in the next second—surrender

Ronald Reagan


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 12 Dic 2015 11:00 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 11863
Ubicación: Pintiam.-
El 11 de marzo de 2004, tan solo unas horas después de que estallaran las bombas, varios agentes la policías de Nueva York –uno de ellos estaba asignado en Tel Aviv- habían llegado ya a Madrid para recabar información. Esa tarde en EEUU el comisario jefe recibió los primeros datos de su gente e introdujo cambios en las medidas de seguridad de metros y trenes (dejar por ahí tirada una bolsa de deportes dejó de ser una buena idea para siempre). Al FBI intentó evitar el despliegue: “No estáis autorizados a enviar a nadie”, le dijo el agente federal destinado a la Embajada de EEUU en España, pero David Cohen, el jefe de inteligencia del departamento de Nueva York, le respondió simple y llanamente que tenían luz verde de las autoridades españolas y que su gente ya estaba de camino.

La historia, relatada Christopher Dickey en Securing de city (Simon&Schuster, 2009), refleja cómo la policía de Nueva York, una de las mayores del mundo, se ha convertido tras el 11-S en una fuerza antiterrorista tan expeditiva, global y autónoma que ha llegado a generar conflictos con las agencias federales.

El recién nombrado comisario jefe, Ray Kelly, fichó a Cohen, un veterano de la CIA para formar una nueva unidad de inteligencia con suficiente independencia y recursos. Nació la nueva unidad de respuesta crítica, aumentaron los efectivos contra el terrorismo y hasta empezó a operar una controvertida unidad llamada de “Demografía”, que fue acusada de infiltrar agentes en las comunidades musulmanas con la ayuda de la CIA y se acabó disolviendo por el escándalo. Ya sea en San Bernardino o en París, no hay desde el 11-S un atentado en el mundo no haga mover ficha en la ciudad de Nueva York, un blanco prioritario del terrorismo.

La policía de Nueva York tiene unos recursos y autonomía sin parangón a nivel no estatal

“No conozco a ningún otro cuerpo no estatal en el planeta con los recursos y la autonomía de la división antiterrorista de la policía de Nueva York, es algo inusual”, apunta William Braniff, director ejecutivo del Consorcio Nacional para el Estudio de Respuestas al Terrorismo, que ha sido también instructor del Centro contra el Terror en West Point.

Ahora se refuerza. En noviembre, tres días después de los atentados de Francia, la policía anunció el despliegue de una nueva unidad de élite dedicada exclusivamente a prevenir ataques terroristas. El llamado Comando de Respuesta Rápida, que llevaba organizándose desde enero de este año, tras los ataques a la revista Charlie Hebdo, ha arrancado con un centenar de agentes, pero llegará a los 560 a primeros de 2016. El equipo usará fusiles automáticos y otras armas largas y vigilarán especialmente todas las zonas de riesgo, nudos de transporte o centros de ocio, es decir, todas esas zonas de aglomeración de gente que se convierte en un objetivo sensible para el terrorismo. Y hay muchas en Nueva York, con más de ocho millones de habitantes y 59 millones de visitantes al año.

Desde el 11-S se han evitado hasta 16 intentos graves de atentados contra la ciudad, objetivo primario de los terroristas desde hace 100 años

Supone un paso más para un cuerpo que tras el 11-S se transformó. La policía ha evitado desde entonces hasta 16 intentos de atentados graves, pero su condición de pieza deseado por el terror, anarquista o yihadista, data de mucho más antiguo: ya Wall Street fue atacada en 1920. Paradigma del poder del dinero, del consumo, también capital del arte, de la moda y meca turística, ninguna otra ciudad simboliza así el poderío económico y cultural de Estados Unidos en el mundo.

“Nueva York era un objetivo primario y desde el 11-S quedó claro que si lucha contra el terrorismo no podía depender de las agencias federales, porque ellos no estaban en el terreno en el día a día, y la policía sí”, explica Samuel Katz, un experto en terrorismo y autor de varios libros como Yihad en Brooklyn.

El nuevo equipo tiene una consigna: no negociar con los secuestradores

Tras los sucesos de París, el nuevo comando de Nueva York tiene la orden de no negociar en casos de secuestro. El comisario jefe, Bill Bratton, fue muy claro hace unos días: “Nadie negocia en situaciones de secuestro mejor que la policía de Nueva York, pero esta gente, si toma rehenes, solo lo hace para prolongar el suceso porque si intención es matarles, así que vamos a movernos muy rápido”.
¿Un modelo exportable?

¿Es Nueva York el modelo Para París, para Madrid, para cualquier ciudad? “Es un modelo con fortalezas, como su estrategia de defensa de la ciudad de varias capas o el hecho de que el cuerpo de policía refleja demografía de la Nueva York, lo que es muy importante en una ciudad tan diversa”, Braniff.

Pero la división antiterrorista también ha sido acusada de extralimitarse en ocasiones, actuando fuera de la ciudad o con relación a los derechos civiles. “Se les ha criticado por situar a informadores pagados en mezquitas y comunidades musulmanas dentro y fuera de la ciudad, creando potenciales problemas donde no hubieran ocurrido de otro modo”, explica Braniff. “Esa realidad, o la percepción de esa realidad, crea un problema porque menoscaba la confianza entre los ciudadanos y su gobiernos, y les da a las organizaciones terroristas y a sus reclutadores un agravio para construir propaganda”, advierte.

“Algunas de estas tácticas funcionan en el corto plazo, bloqueando redes, frustrando atentados y mejorado la información de inteligencia de la policía, lo que no son éxitos insignificantes”, pero “en el largo plazo pueden socavar la legitimidad en la policía a los ojos de muchos ciudadanos de que los agentes están allí para proteger y servir”.
http://internacional.elpais.com/interna ... 93948.html
Azu escribió:
Gran envidia de estas mentalidades y la capacidad de poner en funcionamiento este tipo de unidades.
Todo en aras de una mayor seguridad para los habitantes y visitantes de NY

alvarocnp escribió:
Me gustaría ver una unidad así en la PMM. Medios, formación, etc...

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: NYPD
NotaPublicado: 02 Ene 2016 13:38 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ene 2009 10:55
Mensajes: 1996
31/12/2015 Nueva York. 6.000 agentes de policía, 500 más que el año pasado, se desplegaron en Times Square durante la celebración de año nuevo. Alrededor de un millón de personas se reunieron en Times Square para despedir el año.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

_________________
There's no argument over the choice between peace and war, but there's only one guaranteed way you can have peace—and you can have it in the next second—surrender

Ronald Reagan


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 743 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos