Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 20 Abr 2019 13:46
Aula Policial

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 2439 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 267, 268, 269, 270, 271
Autor Mensaje
NotaPublicado: 13 Feb 2019 20:33 
Desconectado
Agente
Agente

Registrado: 20 Dic 2015 18:48
Mensajes: 45
Los últimos extranjeros del Daesh combaten a muerte en Siria

https://www.abc.es/internacional/abci-u ... ticia.html


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

NotaPublicado: 25 Feb 2019 22:34 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal

Registrado: 29 Abr 2010 23:21
Mensajes: 4379
Ubicación: España
La Policía sigue investigando las conexiones de los presos yihadistas de Valdemoro

La célula desarticulada por la Audiencia Nacional ordenó atentados en Madrid y Barcelona y buscó adeptos dentro y fuera de la cárcel

EPMadrid 25/02/2019 - 13:27 h. CET

La Policía Nacional mantiene abierta la investigación para tratar de esclarecer los enlaces de la célula yihadista desarticulada el pasado 4 de febrero dentro de la cárcel madrileña de Valdemoro al constatar que habían ordenado que se atentara en Madrid y Barcelona, usando para ello armas de fuego y explosivos adquiridos con el dinero obtenido del tráfico de la droga conocida como karkubi.

Según precisan a Europa Press fuentes de la investigación, la célula compuesta por presos marroquíes habría trazado un plan criminal a partir de los ingresos provenientes del tráfico de drogas con ramificaciones en varios países europeos y que controlaban desde la misma cárcel de Valdemoro.

Destacaba la red de distribución de karkubi, una sustancia que está causando estragos en la juventud de Marruecos porque se elabora a partir de la manipulación de fármacos con el principio activo de la benzodiacepinas. También vendían hachís.

La célula arraigada dentro de la prisión de Valdemoro tenía como líder a un ciudadano marroquí encarcelado con anterioridad por delitos comunes y que había conseguido el respaldo de un funcionario de prisiones en su espiral de progresiva radicalización yihadista. Este trabajador también fue arrestado y enviado a prisión en el marco de la operación 'Kafig' (jaula en alemán), desarrollada bajo la dirección del juez José de la Mata y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Los investigadores creen que la red había dado los pasos necesarios para, desde sus celdas en la prisión de Valdemoro, reclutar a los adeptos que cometerían atentados en Madrid y Barcelona. La orden se detectó tras el verano de 2018 e iba dirigida a adquirir armas de fuego y, presumiblemente, también explosivos, por lo que la Policía Nacional trata ahora de identificar los contactos dentro y fuera de la prisión, además de los enlaces con el terrorismo internacional.

"¡TENEMOS QUE QUEMAR MARRUECOS!"

Los investigadores ven significativo el odio que profesaba esta célula hacia Marruecos, más allá del habitual contra España y Occidente del perfil de radicalizados en el yihadismo. Consideraban que su país natal trataba de contentar a Europa, de ahí que lanzaran de forma habitual expresiones como: "¡Tenemos que quemar Marruecos!".

Dentro de prisión, el grupo estaba totalmente estructurado bajo la dirección de este líder carismático y temido por los otros reclusos de Valdemoro, la cárcel desde donde "el jefe" y sus lugartenientes tenían capacidad de entrevistarse con otros internos para buscar adeptos.

Existía un núcleo duro que ejecutaba las órdenes y, valiéndose del temor que infundían dentro de prisión, obligaban a rezos y a llevar una estricta dieta halal (dieta musulmana), cuidándose de no exponer públicamente su ideario yihadista para no ser detectados.

Tras estas primeras entrevistas, seleccionaban el perfil más idóneo para sus objetivos terroristas y mantenían reuniones privadas en lugares no controlados por el personal que trabajaba en prisión, donde distribuían el material de propaganda de DAESH. La propaganda era introducido con ayuda del funcionario de prisiones que habían captado previo soborno.

TELÉFONOS Y ENTREVISTAS DENTRO DE PRISIÓN

En la operación liderada por la Brigada Provincial de Información de Madrid, en colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y la Comisaría General de Información, se intervinieron dentro de las celdas numerosos terminales telefónicos, algunos con tecnología de encriptación, así como multitud de tarjetas. El material lo escondían en calcetines, zapatos y útiles de limpieza como escobones.

Todo este material, que está siendo analizado por los investigadores, fue introducido en la prisión madrileña por el funcionario de prisiones Miguel S.M. El juez José de la Mata autorizó las detenciones el 4 de febrero y dos días después decretó la prisión de este trabajador de la cárcel de Valdemoro, así como para otras cuatro personas, todas ellas de nacionalidad marroquí.

Tres ya estaban cumpliendo penas de cárcel por delitos de tráfico de drogas. Los otros tres detenidos en la operación 'Kafig' quedaron en libertad con medidas cautelares, aunque dos de ellos tienen que seguir en prisión puesto que cumplían condena por delitos de delincuencia común anteriores a esta investigación.

https://cadenaser.com/emisora/2019/02/2 ... 54394.html


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 01 Mar 2019 00:54 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal

Registrado: 29 Abr 2010 23:21
Mensajes: 4379
Ubicación: España
La Policía española, clave en la detención en Turquía del jefe del aparato de recepción de yihadistas de Daesh

El detenido, que dirigió un campo de entrenamiento de terroristas en Libia, estaba a punto de fugarse y había anunciado a sus más próximos que iba a perpetrar un atentado de forma inminente

Actualizado:
28/02/2019 02:46h

El trabajo de la Policía española no se limita a nuestro país y además es importante para que se puedan realizar importantes operaciones fuera de nuestras fronteras. Según ha podido saber ABC, la Comisaría General de Información ha aportado las claves para la detención en Tekirdag (Turquía) de H.B.M.B.H., un tunercino de 35 que según los servicios de inteligencia internacionales desempeñaba un papel muy relevante en el aparato logístico de Daesh en los años clave del conflicto en Siria. Está considerado además uno de los fundadores de las células tunecinas de la organización terrorista en Libia.

El terrorista detenido residía en Turquía, donde utilizaba una identidad siria falsa para camuflarse. Las investigaciones de la Policía española, que alertaron a las autoridades de ese país de la presencia de este individuo, descubrieron las claves para localizarlo y detenerlo.

Las mismas fuentes precisaron que H.B.M.B.H era objetivo prioritario de los servicios de inteligencia debido a sus contactos al máximo nivel dentro de Estado Islámico. De hecho, las fuerzas contraterroristas tunecinas lo habían situado en el tercer puesto de un escalafón de 44 terroristas destacados que luchaban para el establecimiento de Daesh en Libia.

H.B.M.B.H. se había incorporado a la estructura de Estado Islámico en 2014 y pertenecía al grupo de tunecinos en Libia que el 7 de marzo de 2016 ocupó la ciudad de Bern Gardane, junto a la frontera con Libia, con el objetivo establecer allí una base de operaciones desde la que lanzar la expansión de la organización terrorista en toda la nación. En aquella ocasión los terroristas atacaron un campamento militar, un puesto de policía y un cuartel de la gendarmería en unos sucesos que costaron la vida de 55 personas, incluyendo 12 soldados y policías tunecinos, 7 civiles y 36 yihadistas. Tras ese baño de sangre, que se prolongó durante dos días, los yihadistas fueron finalmente derrotados por las Fuerzas de Seguridad de Túnez.

Este individuo era uno de los máximos responsables del aparato de fronteras, encargado de recibir a los nuevos miembros de Daesh llegados desde Europa y resto de países para introducirlos de forma clandestina en Libia. Además fue el encargado de un campo de entrenamiento al este del país norteafricano. Su nombramiento se realizaba directamente por los cabecillas de la organización en Irak, individuos del círculo más próximo al jefe del Califato, Abu Bakr al-Baghdadi.

Los combatientes de origen tunecino son muy apreciados por Estado Islámico sobre todo en lo que se refiere a todo lo relacionado con la gestión de la lógística de la organización. En concreto estos muyahidines se suelen encargar de los enlaces clave entre diferentes células o miembros de la organización.

Fuentes de la investigación precisaron que el arresto de este sujeto frustró su huida de Turquía. Además, según informaciones recabadas en el entorno del detenido, en varias ocasiones había expresado a sus más próximos su intención de llevar a cabo acciones terroristas de forma inminente. Todo apunta a que el arrestado se hallaba en Turquía bajo la protección de una célula libia de Daesh en este país, encargada de facilitar el traslado de miembros de esa organización entre Libia y Siria.

Fuentes de la investigación precisaron que el arresto de este sujeto ha frustrado su huida de Turquía. Además, según informaciones recabadas en el círculo del detenido, en varias ocasiones había expresado en sus círculos más próximos su intención de llevar a cabo acciones terroristas de forma inminente. Todo apunta a que el detenido se hallaba en Turquía bajo la protección de una célula libia de Daesh en este país, encargada de facilitar el traslado de miembros de esa organización entre Libia y Siria.

https://www.abc.es/espana/abci-policia- ... ticia.html


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 02 Mar 2019 23:47 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal

Registrado: 29 Abr 2010 23:21
Mensajes: 4379
Ubicación: España
España
La Policía española detiene en Turquía al «número tres» del ISIS

"Abu Alkhair" entrenó a uno de los terroristas que cometió el atentado con camión en el mercado de Berlín en 2016

J.M.Zuloaga.
Madrid.
@JMZuloaga
Tiempo de lectura 5 min.
Hace 14 horas

En primer lugar, Abu Bark Bagdhadi, «califa» del Daesh, el Estado Islámico, le encargó, junto con otro terrorista, que organizara el paso de fronteras hasta Siria y Libia de los combatientes extranjeros que se sumaron a la banda yihadista, entre 27.000 y 31.000, según diversas estimaciones. Después, su cometido fue el de participar en la organización y entrenamiento de las «tropas» en Libia; y, finalmente, se le había ordenado que montara todo el entramado necesario para que las células pudieran cometer atentados en Europa.

El individuo, detenido en enero por las Fuerzas de Seguridad turcas gracias a los datos aportados por la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional española, era uno de los sujetos más buscados por los Servicios de Inteligencia extranjeros, dada su peligrosidad y el puesto que se le había asignado en el nuevo organigrama del Daesh, que ha tenido que ser reestructurado para adaptarlo a una banda sin bases fijas.

Se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que el tunecino H.B.M.B.H., «Abu Alkhair». de 35 años, era el «número tres» del grupo yihadista.

Extranjeros

En 2014, cuando entra en acción el Daesh, Bagdhadi nombró a uno de sus lugartenientes para que se encargara del asunto de los extranjeros que se incorporaban a la banda, en especial los de origen tunecino. El «cargo» era, castellanizado, «alto mando en Libia y África del Norte».

Su nombre, era Wissan Najm Al Zayd Al Zubaydim, alias «Abu Nabi al Anrabi» y «Abu Almughrirah al Ceahtari». El arrestado era su mano derecha.

El «jefe» le nombró responsable del «Gabinete-Aparato de Inmigración y Fronteras», que en árabe se denomina «Diwan El Hijira y Wa Alhoudod», estructura crucial para la implantación de Daesh. Además, debido a la confianza, su posición de poder y ser la mano derecha del máximo representante de la banda en Libia, le nombraron director de numerosos campos de entrenamiento en Derna, con lo que obtuvo formación militar.

Entre los individuos que entrenó, en el plano «militar y religioso», figuran terroristas que después cometieron diversos atentados en Europa.

El 13 de noviembre de 2015, «Abu Almughrirah al Ceahtari» murió en un ataque de las fuerzas americanas en la ciudad de Derna. A partir de ese momento, H.B.M.B.E.H.K se convirtió en el jefe y, por lo tanto en pieza clave en la estructura del Daesh.

Tras permanecer algún tiempo en la ciudad libia de Sirte como máximo responsable en la recepción de combatientes y campos de entrenamiento, recibió la orden de Bagdadi de desplazarse a Turquía con su familia.

Un hecho que demuestra, según las fuentes consultadas por LA RAZÓN, su estatus y posición de poder dentro de la organización ya que dicho privilegio, huir a un país mejor posicionado como Turquía, para desde allí controlar la recepción de combatientes y establecimiento de estructuras secretas de Daesh, está reservado sólo a personas «muy importantes» .

Para huir a Turquía, se le facilitó documentación falsa a él y a su familia (mujer e hijo). Con esas identidades, llegaron en vuelo a la ciudad turca de Attaturki, donde permaneció oculto varios años. Aunque nunca llegó a entrar en Siria, la organización tenía reservado para él un papel más importante que el combatir en «primera línea». Nombrado por el «Daesh central», su misión en Turquía (principal puerta de acceso para nutrir de combatientes al «califato») era encargarse de recepcionar a futuros miembros de la organización y proporcionarles todo lo necesario para cruzar a Siria. Se ocupaba de gestionar toda la infraestructura que permitía llegar a las principales zonas de conflicto «bélico».

Una de las rutas más empleadas salía de Estambul hasta Gazianted, en la frontera; de ahí, a Al-Rai. Dicho punto era el primer filtro que encontraba una persona que pretendiese integrarse en las filas de la banda Daesh.

Miembros del «Gabinete de Inmigración y Fronteras» realizaban un «chequeo de inteligencia», todo ello para confirmar que eran «buenos», que no se trataba de infiltrados de países enemigos. Si pasaban el filtro, entonces eran trasladados a Al Bab, el primer punto conquistado por Daesh en los años más intensos de yihad en esa zona.

En este lugar, se realizaba un segundo chequeo y la distribución de los futuros nuevos combatientes, según las necesidades del falso «estado». Las mujeres eran enviadas a Raqqa y los hombres a campos de entrenamiento.

Todo esto era posible gracias en parte a la gestión y dirección que el detenido hacía en la sombra desde Turquía, en el seno del «Aparato de Fronteras e Inmigración».

Al Qaeda

H.B.M.B.E.H.K ha estado vinculado a las tesis yihadistas desde muy joven. Antes de integrarse en Estado Islámico, perteneció a Al Qaeda.

Las investigaciones han revelado que el detenido, durante su corta estancia en prisión en Turquía, continuó radicalizando a otros reclusos, en especial tunecinos, libios, turcos y marroquíes. Además, se sabe que su intención era huir de forma inminente de Turquía por su débil posición, su identidad falsa y que era objeto de búsqueda por los principales servicios de inteligencia.

Agentes de la CGI que operan en el norte de África habían dado con el paradero de este terrorista tras una larga investigación y numerosas pesquisas. Lograron, finalmente, «centrarle» en la localidad turca de Tekirdag, donde fue arrestado.

Los denominados «libios-tunecinos» (tunecinos que están en Libia) están considerados dentro de la organización como muy «eficaces» y, por lo tanto, muy peligrosos.

Prueba de ello, es que el terrorista que atentó en Berlín en 2016, en el mercado navideño mantenía contacto con entrenadores tunecinos en Libia, al igual que el gambiano detenido en abril de 2018 en Italia gracias a informaciones proporcionadas de nuevo por la CGI española.

Uno de los principales objetivos de las células tunecinas es prepararse «militarmente» para atacar Túnez (aunque, como queda demostrado, también en Europa) y tener una infraestructura y logística importante en Libia que facilite la llegada y salida de combatientes a otros países como Siria e Irak. Dicha logística incluye la facilitación de documentación falsa para viajar.

https://www.larazon.es/espana/la-polici ... JH22168634


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 04 Mar 2019 14:27 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 10904
Ubicación: Pintiam.-
Agentes españoles colaboran en Siria en la Operación Gallant Phoenix, un dispositivo de EE UU para identificar a ciudadanos de países occidentales desplazados para combatir en las filas del Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés) y de grupos afines a Al Qaeda, según confirman a EL PAÍS fuentes de la lucha antiterrorista. Interior cifra en 130 los yihadistas españoles o residentes en España que aún permanecen en zonas de conflicto de los 237 que se han desplazado.

La participación de agentes españoles en la Operación Gallant Phoenix no es nueva, pero su importancia se ha multiplicado después de que, tras lanzarse la ofensiva militar contra la ciudad siria de Baguz, uno de los últimos feudos del ISIS, el presidente estadounidense Donald Trump lanzase vía Twitter un ultimátum a los países europeos para que se hicieran cargo de los más de 800 yihadistas extranjeros actualmente bajo custodia de las fuerzas kurdas. En la operación, puesta en marcha por EE UU a través del FBI y del Departamento de Defensa para identificar a los yihadistas que abandonan las zonas de los combates para retornar a sus países de origen, colabora Europol, como ya admitió en mayo de 2018 la UE a través del comisario europeo de Migración Dimitris Avramopoulos, pero también los servicios secretos de varios países europeos. Hasta ahora, sin embargo, ninguno lo ha reconocido formalmente.

El objetivo del operativo es acumular todo tipo de indicios —desde muestras de ADN a huellas dactilares, pasando por fotografías, documentos e información contenida en dispositivos electrónicos— recuperados en los territorios que ocupaba el autodenominado Califato del Estado Islámico para identificar a los terroristas que han conseguido regresar a Europa y EE UU, pero también a los que permanecen detenidos en Siria e Irak. Según Europol, al menos 5.000 ciudadanos europeos han viajado desde 2014 a ambos países y, aunque muchos han fallecido en combate o en atentados, los que han sobrevivido suelen regresar aún más radicalizados: “Por un lado, tienen experiencia en el manejo de armas y explosivos; por otro, son vistos como héroes, lo que les convierte en poderosos instrumentos de radicalización”, alertan desde hace tiempo expertos antiterroristas españoles.
Estrategia antiterrorista

Por ello, los retornados son una de las principales preocupaciones de los Gobiernos europeos, incluido el español, que en la recién aprobada Estrategia Nacional contra el Terrorismo, elaborada por el Ministerio del Interior, pone el foco en este colectivo. Uno de los objetivos de este documento es que el posible retorno de estos yihadistas se vea acompañado de su encarcelamiento para minimizar el riesgo que suponen. Algo que, como reconocen fuentes de la lucha antiterrorista, no es fácil ya que hasta ahora solo se les puede acusar de integración en organización terrorista.

De hecho, la nueva Estrategia Nacional propone “establecer mecanismos que permitan incorporar al procedimiento judicial las evidencias obtenidas en zonas de conflicto, con las correspondientes garantías procesales y salvaguardando la reserva de las investigaciones en curso”, en clara referencia a esos vestigios que se están recopilando en la Operación Gallant Phoenix. Estos, además de para identificar, deben servir para extender las acusaciones a su participación en actos concretos de terrorismo en aquellos territorios, algo previsto en la legislación para nacionales españoles, pero que hasta ahora no se ha podido aplicar, precisamente, por la falta de pruebas, admiten fuentes de Interior. Para ello, la información que los agentes recaban en Siria es transmitida al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), un órgano dependiente de Interior en el que están integrados la Policía Nacional, la Guardia Civil, el CNI y las policías autonómicas.

Aunque la cifra de los terroristas desplazados desde España a zonas de conflicto es sensiblemente inferior a la de otros países de nuestro entorno, las últimas estadísticas hablan de un goteo continuo. Según el último recuento realizado por el CITCO, a mediados del pasado mes de enero eran 237 los yihadistas españoles o residentes en España que se habían desplazado a zonas de conflicto, principalmente Siria e Irak, aunque también Malí y Filipinas. De ellos, 130 aún permanecen allí, mientras que a 61 se les da por fallecidos, muchos de ellos en ataques suicidas. Del resto, 21 han retornado a España, aunque 12 de ellos han sido encarcelados. Otros 24 lo han hecho a otros países, donde ocho de ellos también han ingresado en prisión. Hay un caso del que no hay pistas sobre su posible paradero.

La mayoría son hombres, aunque también hay mujeres y menores de edad, y el 80% son individuos de otras nacionalidades —principalmente marroquíes— que residían en España antes de ir a engrosar las filas del Estado Islámico y los grupos afines de Al Qaeda. Altos cargos de Interior aseguran que, hasta el momento, entre los combatientes bajo custodia de las tropas kurdas no se ha detectado a ninguno con nacionalidad española, aunque sí algunos que hablan español.
La amenaza de los 269 radicales en prisión

Un segundo foco de preocupación para Interior son los yihadistas encarcelados. Según datos de Instituciones Penitenciarias, hay 139 presos por terrorismo yihadista. Una cifra que triplica la que había en 2012, cuando eran 41. Sin embargo, el control no se reduce a ellos sino que se extiende a otro grupo de internos: aquellos que, pese a ingresar por delitos comunes, se han radicalizado entre rejas. Interior ha detectado 130, a los que divide en dos grupos. En el primero, formado por 49 presos, sitúa a los que no solo se han radicalizado, sino que realizan labores de captación. Los otros 81 son aquellos que han empezado a mostrar signos de radicalización. En total, 269, una cifra que supera al colectivo de presos de ETA, compuesto por 230 internos.

En el último medio año, Guardia Civil y Policía Nacional han desarticulado sendas redes dentro de las cárceles que se dedicaban, precisamente, a radicalizar presos comunes musulmanes. En octubre de 2018, la Operación Escribano permitía desmantelar una formado por 26 presos islamistas —entre ellos Jamal Zougam y Hassan El Haski, dos de los condenados por el 11-M— repartidos en 17 cárceles y que se comunicaban a través de cartas. En febrero, caía otro grupo, este asentado en la prisión de la localidad madrileña de Valdemoro, cuyo presunto cabecilla, Suleimán E. M., ofrecía entre medio millón y un millón de euros a los reclusos que se comprometieran a cometer atentados suicidas cuando salieran de prisión. Es la misma cifra que el ISIS entrega a los allegados de los terroristas que se inmolan en Siria. Los fondos provenían del narcotráfico internacional, según detallaron entonces fuentes de la investigación.

Además, los expertos alerta —y así lo hace también la nueva Estrategia Nacional contra el Terrorismo— de que la mayoría de los atentados de los últimos años en Europa han sido perpetrados por personas radicalizadas en sus propios entornos, como fue el caso de la célula de los ataques de Barcelona y Cambrils de agosto de 2017. En este sentido, la nueva Estrategia Nacional recalca que, hasta ahora, la mayor amenaza para España ha sido, precisamente, “la actividad de actores solitarios y células autorradicalizadas en territorio español”.
https://elpais.com/politica/2019/03/03/ ... 74638.html

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 07 Mar 2019 23:00 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal

Registrado: 29 Abr 2010 23:21
Mensajes: 4379
Ubicación: España
Por qué Interior no rebaja la alerta 4 antiterrorista: viene Al Qaeda

Según los expertos, tras la derrota del Daesh ha optado por atentados selectivos contra fuerzas de seguridad y sin víctimas civiles, y esa táctica está a punto de llegar a Europa


Los investigadores del fenómeno yihadista señalan que 2018 ha sido un año “esperanzador” en la lucha antiterrorista. Al menos, en cuanto a cifras se refiere. En 2015, el yihadismo asesinó en Europa a 158 personas; en 2016 fueron a 132; y en 2017, 60. Y 2018 se cerró con 7 víctimas mortales. Apenas un 4 por ciento de los asesinatos contabilizados en 2015.

En España no se registró ninguna víctima en todo el año 2018, mientras que fueron detenidos 58 yihadistas (algunos de ellos ya se encontraban en prisión). A pesar de eso, el Ministerio del Interior sigue manteniendo la alerta antiterrorista en el nivel 4: ‘Riesgo Alto’ de atentado. Un nivel que no ha variado desde que se decretó, a finales de junio de 2015.

Esta situación ha llevado a muchos a preguntarse por qué Interior no rebaja el nivel de alerta, a la vista de unas cifras que parecen apuntar a un fuerte retroceso de la amenaza yihadista. Sin embargo, según ha podido saber ECD, por expertos de la lucha antiterrorista, el ministerio no tiene previsto rebajar el nivel de alerta ni a corto ni a medio plazo. Y eso por varias causas. Una de ellas, la posible vuelta “con fuerza” de Al Qaeda en Europa.

La amenaza latente de Al Qaeda

Tal como advierten expertos de la lucha antiterrorista, Al Qaeda nunca ha desaparecido. Y, de hecho, la organización fundada por Osama Bin Laden está volviendo con fuerza en todo el mundo.

La derrota militar del Daesh en Siria e Irak, junto con la pérdida de poder económico en todo el mundo, ha dejado vía libre a Al Qaeda para recuperar el terreno que había perdido en los últimos años.

Así está ocurriendo ya en países con fuerte presencia del yihadismo. Y los expertos no descartan que la ola de popularidad que hoy genera Al Qaeda alcance de lleno Europa, donde la presencia del Daesh había sido hasta ahora hegemónica.

Ganarse a la población

Los expertos a los que ha escuchado ECD explican que Al Qaeda ha adoptado una táctica especial para maximizar su popularidad y recuperar el crédito perdido en los últimos años: No cometer atentados indiscriminados en los que se registren víctimas civiles. Algo por lo que sí apostaba el Estado Islámico, y que le generó mala fama en algunos sectores del salafismo.

Esa táctica está funcionando. En muchos países, Al Qaeda ha optado por centrar sus objetivos en las fuerzas de seguridad, y eso le está generando una mayor capacidad de reclutamiento.

Se teme que la estrategia llegue también a Europa y que, a corto plazo, se registre un repunte del terrorismo.

La batalla por el yihadismo de Al Qaeda y Daesh

Al Qaeda y el Estado Islámico llevan años rivalizando por el domino del yihadismo a nivel mundial. Ambos grupos, que colaboraron activamente en los primeros años de la guerra civil en Siria, rompieron relaciones cuando el Daesh comenzó a luchar contra el Frente Al-Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria.

En 2017, los líderes de ambas facciones incluso tuvieron un encontronazo público. En un mensaje difundido por el jefe de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri aseguró que Abu Bakr al Baghdadi -líder del Daesh- participó en una “campaña de deformación de los hechos, de miedo e intimidación” contra la organización responsable del 11-S. Baghdadi había afirmado previamente que Al Qaeda mantenía tratos con cristianos.

Desde entonces, en todos los escenarios donde está presente el yihadismo se ha vivido una lucha enconada entre ambas organizaciones por la hegemonía del terrorismo islamista. Y, con el auge del Estado Islámico y la creación del denominado Califato, la balanza se decantó de forma significativa hacia el Daesh.

Sin embargo, con el Estado Islámico controlando ahora apenas un uno por ciento del territorio sirio y sin presencia en Irak, la red terrorista que lidera Abu Bakr al-Baghdadi va perdiendo poder de reclutamiento en todas las partes del mundo.

El hijo de Bin Laden se posiciona como líder

Al Qaeda quiere aprovechar ese retroceso para recuperar la hegemonía yihadista en el mundo. Para ello, ha señalado al hijo favorito de Osama Bin Laden, Hamza Bin Laden, como un futuro líder de la ‘guerra santa’.

Hamza, por cuya cabeza ofrece Estados Unidos un millón de dólares de recompensa, tiene unos 30 años y está casado con una hija de Mohammed Atta, el jefe del comando de pilotos que perpetró los atentados del 11-S.

Otros factores para no bajar la alerta

Pero hay más razones que manejan los expertos, y que Interior y la Mesa de Valoración de la Amenaza conocen, que desaconsejan no reducir la alerta 4, a pesar de que suponga un mayor gasto de recursos económicos y humanos.

Por ejemplo, el dato de que el flujo migratorio de radicales que vuelven de Siria e Irak “no ha terminado”. En los próximos años, dicen, seguirán regresando a sus países de origen los combatientes que se unieron al Daesh.

Lo mismo ocurre con la población reclusa que ingresó en centros penitenciarios españoles en los últimos años por su pertenencia a organizaciones terroristas. Se calcula que un número importante de estos presos saldrá en libertad próximamente por haber cumplido las penas, en un goteo que preocupa mucho a las fuerzas de seguridad del Estado.

https://www.elconfidencialdigital.com/a ... e=Facebook


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 31 Mar 2019 11:11 
Desconectado
Agente
Agente

Registrado: 20 Dic 2015 18:48
Mensajes: 45
El incierto destino de los niños del ISIS

En un hospital próximo a la zona donde el califato se apaga, 75 bebés, hijos de yihadistas muertos o confinados en campos de desplazados, luchan por sobrevivir

https://elpais.com/internacional/2019/0 ... ssion=true


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 31 Mar 2019 11:23 
Desconectado
Agente
Agente

Registrado: 20 Dic 2015 18:48
Mensajes: 45
Los nuevos planes de isis.

https://www.rand.org/blog/2018/10/isiss ... 31_2734711


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 17 Abr 2019 22:37 
Desconectado
Comisario_Principal
Comisario_Principal

Registrado: 29 Abr 2010 23:21
Mensajes: 4379
Ubicación: España
Detenido en Marruecos un supuesto yihadista que quería atentar en Sevilla

La policía registra el domicilio donde el presunto islamista vivía en la capital andaluza

ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA
Sevilla / Madrid 17 ABR 2019 - 22:41 CEST

El sevillano barrio de Su Eminencia pasó este miércoles la resaca de uno de sus días grandes de Semana Santa, la salida el martes de la cercana hermandad del Cerro, con un registro antiterrorista. La Policía Nacional entró en el domicilio de la familia de Zouhair E. B., un joven de origen marroquí detenido a mediados de la pasada semana en el país africano ante las sospechas de que preparaba un atentado en la capital andaluza. Esta operación se produce después de que el Ministerio del Interior haya reforzado la seguridad con motivo de la Semana Santa y las elecciones.

La cooperación internacional ha vuelto a dar sus frutos en la lucha antiterrorista. La Policía Nacional, en coordinación con los servicios de información españoles y marroquíes, desplegó este miércoles una nueva operación antiyihadista tras el arresto en Marruecos de Zouhair E. B., un chico de 23 años que residía en la capital hispalense junto a sus padres y tres hermanos. Según informaron fuentes del Ministerio del Interior, la detención del joven se produjo "hace días" y, tras recibir la correspondiente autorización judicial, los investigadores irrumpieron este miércoles en el domicilio familiar para registrarlo. Una operación dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Los agentes, tras varias horas en el interior del domicilio, acabaron minutos antes de las seis y media de la tarde. Se marcharon del lugar con varias cajas con papeles y material informático incautados, según fuentes policiales. No han encontrado elementos químicos.

Los investigadores dejaron detrás, dentro de la casa ubicada en el número 88 de la calle de Ortega y Gasset, al padre del arrestado, un líder religioso de la mezquita de Su Eminencia —un modesto local a principios de la misma vía—, a su mujer y a una de las hijas. En un primer momento, nadie de la familia quiso hacer ningún comentario. Pero a última hora de la tarde, la madre del detenido salió a las puertas de la casa. "No somos terroristas", dijo. Confirmó que había viajado con varios de sus hijos, entre ellos Zouhair E. B., a Marruecos hace unos días para visitar a su madre enferma. Regresó sin él el 9 de abril. Ese mismo día le comunicaron que el joven había sido detenido en el país africano. Una fecha confirmada por fuentes de la investigación, que también recalcaron que no se prevén más detenciones ni registros en Sevilla.

Zouhair E. B. llegó a esta vivienda con su familia hace unos dos años, según varios vecinos, que afirman que nunca habían dado ningún tipo de problemas. "Siempre tenían la casa cerrada", explican en este humilde barrio de la ciudad andaluza, en una calle dominada por casas bajas y que permaneció vacía durante buena parte del registro. El joven, según aseguró su madre, estudia Filología Árabe en la Universidad de Sevilla.

Nadie en la zona dice haberse percatado de la radicalización del joven o sospechar de la familia del detenido, que hacía una vida bastante discreta en una vivienda de dos alturas, empotrada entre otras un poco más altas. Una vecina, que trabaja con la madre de Zouhair E. B. en una empresa de asistencia a domicilio, defendía este miércoles al joven, el segundo de cuatro hermanos. "Es el mejor musulmán, es imposible que quisiera hacer algo así". Los servicios de información destacan, en cambio, que se preparaba presuntamente para atentar en la capital andaluza.

Ciudad reforzada

Mientras los vecinos de Su Eminencia empezaban a llegar y se apostaban curiosos frente a la vivienda —“Enrique, aquí vamos a salir volando todos”, comentaba jocoso un joven—, en el centro de Sevilla la gente permanecía pendiente del cielo, de que la lluvia no impidiera la salida de las cofradías del Miércoles Santo. La detención del presunto yihadista no ha provocado un incremento del número de agentes desplegados en la capital y tampoco alteró los planes o la trayectoria de las cofradías. Eso sí, la presencia policial ya se había reforzado con anterioridad.

En 2017, la ciudad vivió varias estampidas durante La Madrugá, después de que un grupo de siete personas sembrara el pánico al proferir gritos sobre ETA y Alá mientras pasaban varias procesiones. Tres de ellos fueron enviados a prisión de forma provisional y 17 viandantes fueron hospitalizados, uno de ellos en estado grave.

Interior decidió la pasada semana incrementar las medidas de seguridad antiterrorista con motivo de la celebración de la Semana Santa y las elecciones generales del 28 de abril. Se han intensificado las labores de información, control y seguimiento. España se encuentra en nivel 4 de alerta —el más alto desde los atentados del 11-M— desde junio de 2015, cuando decidió elevarlo tras la ola de atentados que sacudieron Túnez, Francia y Kuwait.

Las fuerzas de seguridad han desplegado, a su vez, dispositivos específicos en cada una de las ciudades españolas para garantizar la seguridad y el normal desarrollo de los actos de Semana Santa. Este refuerzo se concentra, fundamentalmente, en los espacios y medios de transporte, acontecimientos religiosos, de ocio o lúdicos con alta afluencia de personas y en aquellos lugares estratégicos que son imprescindibles para el normal funcionamiento de la actividad ciudadana. El nivel 4 de alerta ya implica un aumento de la vigilancia de las infraestructuras críticas —como aeropuertos, centrales nucleares y estaciones— y la activación de todas las fuerzas de seguridad dedicadas a la prevención, investigación e información de la lucha antiterrorista. También una mayor presencia policial en la calle.





EL VÍDEO QUE HA HECHO SALTAR LAS ALARMAS

"Mañana empieza sus fiestas, pero... ¿dónde estas tú?". "A los cristianos españoles, ¡vengaremos nuestra matanza!". Estos dos mensajes sobresalen en un vídeo difundido en redes islamistas que ha hecho saltar las alarmas de los servicios españoles de seguridad. La grabación alterna imágenes de combates yihadistas, balas, atropellos con vehículos pesados y procesiones de Semana Santa de varias ciudades españolas, entre ellas Sevilla y Ronda (Málaga). El vídeo, que anima a los radicales a actuar, fue interceptado a finales de la pasada semana por las fuerzas antiterroristas. El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado llegó a emitir una nota al respecto. Se ha considerado una amenaza seria y directa a España, según fuentes policiales. Y, de hecho, esta grabación protagonizó buena parte de la reunión semanal que se celebra para valorar la amenaza terrorista. Se elaboró, además, un informe que se entregó a la Mesa de Coordinación, presidida por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, que estudió las medidas previstas para la Semana Santa y las elecciones.

https://elpais.com/politica/2019/04/17/ ... 51582.html


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 2439 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 267, 268, 269, 270, 271

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos