Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 22 Ago 2019 19:31
Aula Policial

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: 04 May 2018 08:13 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 11152
Ubicación: Pintiam.-
Hace tiempo que el Gobierno turco abandonó la doctrina aislacionista —“Paz en casa, paz en el mundo”— elaborada por el fundador de la República, Mustafa Kemal Atatürk, con la intención de mantener a su país alejado de la inestabilidad de su vecindario: Oriente Próximo, Balcanes y Cáucaso. Pero si, durante las dos primeras legislaturas de Erdogan en el poder, esta política internacional más activa se llevaba a cabo exclusivamente mediante una diplomacia dinámica y la expansión económica, en la actualidad el recurso a los medios militares es cada vez más intenso.

El sector armamentístico turco se ha desarrollado enormemente en la última década. Sus fuerzas armadas mantienen importantes operaciones en Siria e Irak, mientras el Ejecutivo ha firmado acuerdos para construir bases en Somalia, Qatar y Sudán y se han establecido acuerdos de cooperación militar con los ejércitos de Pakistán, Ucrania, Sudán, Azerbaiyán, Malasia e Indonesia, entre otros.


El Parlamento turco renueva anualmente desde 2007 un permiso para que el Ejército efectúe “operaciones transfronterizas” en Irak. Desde marzo, el Ejército turco, con apoyo de bombardeos aéreos, ha penetrado en territorio iraquí hasta 20 kilómetros a lo largo de un corredor que se extiende más de 50 kilómetros de este a oeste, tomando el control de decenas de poblados anteriormente utilizados por el grupo armado kurdo PKK —considerado terrorista por Ankara, Bruselas y Washington— como base de operaciones desde las que lanzar ataques en suelo turco

A partir de 2015, en ese permiso se incluye también el territorio sirio. El Gobierno lo justifica en su derecho a la legítima defensa e invoca el principio de “persecución en caliente”, como hacía Estados Unidos para golpear a los talibanes afganos que escapaban a territorio de Pakistán. Ankara alega que ni la guardia fronteriza del Kurdistán ni el Ejército de Irak ni el régimen de Bachar el Asad tienen capacidad para controlar sus fronteras.

Pero la presencia militar turca en ambos países dista mucho de ser algo temporal. En Siria, merced a la Operación Escudo del Éufrates, lanzada en agosto de 2016, Turquía tomó bajo su control más de 2.000 kilómetros cuadrados de territorio en el norte de la provincia de Alepo, anteriormente en manos del Estado Islámico y de las milicias kurdas YPG, vinculadas al PKK. En esa zona entre Yarablús y Al Bab, empresas turcas reconstruyen las localidades destruidas y se han establecido bases militares e instituciones turcas, desde la Dirección de Asuntos Religiosos a la empresa de correos PTT.
El expansionismo militar turco alerta a sus rivales en Oriente Próximo

En enero, las Fuerzas Armadas turcas lanzaron una nueva ofensiva: la Operación Rama de Olivo. En colaboración con el Ejército Libre Sirio y facciones islamistas, tomaron el cantón de Afrin, controlado por milicias kurdas, y elevaron así a más de 3.500 kilómetros cuadrados el territorio sirio bajo dominio de Ankara. Todo indica que el futuro de Afrin será similar al de Yarablús pues se han comenzado a repartir los hogares de la población kurda huida a refugiados árabes escapados de otras zonas, como Guta Oriental, más favorables a los intereses de Ankara. Asimismo, militares turcos han establecido en la provincia siria de Idlib ocho puestos militares como parte de un acuerdo con Rusia e Irán.

El sector armamentístico turco se ha desarrollado enormemente en la última década y se han establecido acuerdos de cooperación militar con los ejércitos de Pakistán, Ucrania, Sudán, Azerbaiyán, Malasia e Indonesia, entre otros.
Tensión al alza en el mar Egeo


Las diferencias entre Grecia y Turquía en torno a algunos islotes del Egeo —una disputa sobre el de Imia a punto estuvo de provocar una guerra en 1996— se han recrudecido en los últimos meses, mientras Ankara reclama que se revoque el Tratado de Lausana (1923), que fija las fronteras entre los dos países y los derechos de las minorías (por ejemplo, la musulmana en la Tracia griega, algunos de cuyos miembros tienen pasaporte turco). La incursión de cazas turcos en el espacio aéreo griego —algo cada vez más frecuente— provocó en abril que un caza griego se estrellara junto a la isla de Skyros tras repeler una intrusión; el piloto murió. En paralelo, el encarcelamiento de dos soldados griegos en Turquía, y el rechazo de la justicia griega a conceder la extradición de 8 oficiales turcos que huyeron tras el fallido golpe de 2016, han enconado la relación.

Aparte de en Siria y en Irak, Turquía mantiene presencia y bases militares en aquellos puntos donde participa en misiones internacionales de la OTAN, la ONU y la OSCE (Kosovo, Afganistán, Bosnia, Ucrania, Líbano, Golfo de Adén, Mediterráneo), y en países que son firmes aliados como Azerbaiyán y la República Turca del Norte de Chipre (solo reconocida por Ankara). Pero, además, en los últimos meses, Turquía ha firmado la construcción de bases militares en Somalia, Qatar y Sudán. Las instalaciones en Mogadiscio, que alojarán a 200 militares turcos para entrenar al Ejército somalí, fueron inauguradas en septiembre. El año pasado, tras el bloqueo decretado por Arabia Saudí y otros estados del Golfo, Ankara salió en defensa de su aliado qatarí e inició la construcción de una base en las cercanías de Doha a la que despachó un contingente de 300 soldados que, en el futuro, podría aumentar a los 3.000. Y en diciembre Erdogan pactó con el régimen de Omar el Bashir la cesión de la isla sudanesa de Suakin, donde los turcos reconstruirán la antigua fortaleza otomana y establecerán una base naval.

Estos movimientos han puesto de los nervios al eje Egipto-Arabia Saudí, que mantiene contenciosos con Sudán y Qatar. “Erdogan aspira a restaurar el expansionismo otomano. Lo más peligroso es la cesión de la isla de Suakin, situada frente a Yeda (Arabia Saudí) y que Erdogan ve como un símbolo del Imperio Otomano, pues allí se alojaba su flota”, denunciaba el columnista saudí Hamoud Abu Talib. Desde luego, poco hace la prensa turca por calmar los ánimos. En un reciente artículo, el diario Yeni Safak, muy cercano a Erdogan, anunciaba con orgullo que “cien años después, Turquía regresa a las regiones de las que se hubo de retirar el Imperio Otomano” estableciendo una serie de “cinturones de seguridad” que pasan por los Balcanes, el Cuerno de África y el Cáucaso: “Gracias a su despliegue militar en doce países, Turquía ha comenzado a ser una fuerza militar con poderío mundial”.
https://elpais.com/internacional/2018/0 ... 55750.html

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

NotaPublicado: 13 Jul 2019 09:47 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 11152
Ubicación: Pintiam.-
Llegan a Turquía los misiles S-400, la 'joya' del ejército ruso que Occidente mira con recelo

La OTAN considera que estos sistemas de defensa no deberían ser usados por un miembro de la Alianza y EEUU advierte de que puede ser incluso motivo de sanciones

Rusia ha comenzado a trasladar a Turquía los equipos del sistema de defensa con misiles tierra-aire S400 , que ya han empezado a llegar a un aeropuerto militar de Ankara a pesar de las advertencias de Estados Unidos contra la adquisición de este potente sistema de defensa aéreo.

Ante las amenazas de EEUU de sanciones contra Turquía por la adquisición de estos misiles, ya que considera que no es compatible con la OTAN (de la que Ankara es miembro), el Gobierno de Recep Tayyip Ergodan responde que cualquier sanción "podría en peligro el diálogo y perjudicaría las relaciones" entre ambos países.
¿Qué son los S-400?

Pero, ¿por qué los S-400 son tan codiciados? Este sistema de defensa aérea forma parte del armamento del Ejército ruso desde 2007. Permite interceptar y abatir cualquier amenaza en el cielo, tanto un avión como un misil. Según su constructor, el gigante ruso armamentístico Almaz-Antey, los S-400 tienen un alcance de 400 km y pueden desplegarse en cuestión de cinco minutos.

Una batería de S-400 consiste en varios vehículos: un puesto de mando, varios radares móviles y hasta 12 lanzadores, enormes camiones con cuatro misiles cada uno. Estos sistemas de defensa ya han sido desplegados por ejemplo en la península de Crimea y en Siria (para proteger las bases rusas).
¿Qué países lo tienen?

China fue el primero en comprar estos misiles anitiaéros, en 2014. Apenas hay ningún detalle de esa operación, pero se sabe que Pekín adquirió entre cuatro y seis baterías de defensa a través de un contrato de 3.000 millones de dólares. Empezaron a recibirlos en abril de 2018 y los primeros ensayos tuvieron lugar el pasado mes.

India también ha comprado varios de S-400 de fabricación rusa: en total cinco baterías completas, por un valor de 5.200 millones de dólares. Debería empezar a recibirlos a finales de 2020.

Otra decena de países se ha mostrado interesada en hacerse con este poderoso sistema de defensa, entre ellos Irak, Qatar o Arabia Saudí.
¿Por qué Occidente los teme?

El S-400 está considerado uno de los sistemas de defensa más modernos del mundo, por un coste inferior al de sus competidores norteamericanos. Oficialmente, Washington teme que Rusia utilice los misiles vendidos a Turquía para recopilar información sobre los F-35 americanos, cazas de última generación.

Además, EEUU y la OTAN aseguran que la adquisición de este sistema lanzamiento de misiles por parte de Turquía es incompatible con el equipamiento ya desplegado y utilizado por los miembros de la Alianza Atlántica.

Aunque, en realidad, lo que más enfurece a Washington es la propia venta en sí: que Turquía compre armas tan sofisticadas a Rusia, ya que Moscú ha convertido estos S-400 en un arma política con la que está sembrando más odio entre los distintos aliados de la OTAN. La relación entre Ankara y el resto de miembros de la OTAN ya es delicada.

El asunto no termina aquí ya que Rusia ya ha anunciado la creación de los S-500, una versión aún más potente que su antecesor y que estará disponible a partir del año que viene. Moscú asegura que podrán interceptar misiles hipersónicos, aviones no triplados y aviones de combate.
https://www.elmundo.es/internacional/20 ... b4632.html




La prueba de fuego sobre el futuro de las relaciones entre Ankara, Washington y la OTAN, a la que ambos pertenecen, comenzó este viernes en una base militar cercana a la capital turca. Allí, han empezado a llegar las piezas del sistema de defensa antiaéreo y antimisiles S-400, de producción rusa, lo que, según anunció EE UU, desencadenará sanciones. La compra de este sistema, incompatible con los mecanismos defensivos de la OTAN, ha hecho sonar la voz de alarma en la Alianza Atlántica, que ve a uno de sus más antiguos miembros —Turquía se adhirió en 1952— escorarse del lado de Moscú.

“La primera tanda del equipamiento de defensa antimisiles S-400 ha comenzado a llegar a la base aérea Mürted en Ankara este 12 de julio de 2019”, confirmó el Ministerio de Defensa de Turquía en Twitter. “El proceso va tal como se había previsto. Hemos coordinado los permisos para los aviones y el personal”, afirmó el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu. El sistema será montado por un equipo de técnicos turcos y rusos en el mismo aeropuerto militar de Mürted y entrará en funcionamiento el próximo 10 de septiembre, según el diario Habertürk. La base de recepción, anteriormente denominada Akinci, es desde la que se dirigió el intento de golpe de Estado de 2016. Algo que añade aún más simbolismo al despliegue, ya que fue a partir de ese fracasado alzamiento que Ankara reforzó su relación estratégica con Moscú, en detrimento de sus socios occidentales, a los que acusa de haber colaborado en la conspiración militar.

El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan arguye que se ha decantado por las baterías S-400 rusas —ha adquirido dos por un precio de 2.500 millones de dólares, con opción a la construcción conjunta de otras dos— después de que fracasaran las conversaciones con fabricantes estadounidenses y europeos, en principio por la negativa de las empresas occidentales a transferir tecnología a Turquía, a lo que sí ha accedido Rusia. Otra de las justificaciones de Ankara es que Grecia también posee un sistema defensivo ruso, el S-300, instalado en la isla de Creta desde 1998.

“Para ser totalmente francos, hay que añadir que las baterías del S-300 están guardadas en un hangar, no están operativas”, explica a EL PAÍS Bruno Lete, experto en defensa del think tank German Marshall Fund. Y es precisamente esa la razón por la que considera que la adquisición turca es “una decisión política para acercarse a Rusia”. “Desde el punto de vista militar, no tiene sentido: Turquía no va a poder usar el S-400 tal como pretende”, añade.

A principios de la década, el alto mando del Ejército de Turquía rediseñó su estrategia de defensa aérea: en lugar de depender de sus aeronaves, debía compensarse con sistemas de misiles. Y esa necesidad adquirió carta de urgencia por las purgas iniciadas tras el intento de golpe de Estado de 2016, que envió a 260 pilotos a la cárcel o al retiro, por lo que las Fuerzas Armadas turcas tienen menos pilotos que cazas en funcionamiento (unos 300 F-16 y F-4/2020) cuando la ratio mínima considerada aceptable para mantener las capacidades operativas de un Ejército es de 1,25 pilotos por aparato.

En 2013, se adjudicó el contrato para un sistema de defensa aérea a la empresa china Cpmiec frente a las ofertas del conglomerado franco-italiano Eurosam y del estadounidense Raytheon-Lockheed Martin. Dos años después se canceló el proyecto dadas las ampollas que levantó en la OTAN, debido a que la empresa seleccionada estaba sancionada por la venta de armas a Irán y Siria. Ahora, en cambio, Turquía no ha convocado ningún concurso y ha ido directamente a por el S-400, cuya adquisición se firmó en 2017 y que Rusia ha entregado en un tiempo récord: por ejemplo, India, que solicitó el sistema antes, no lo recibirá hasta el año que viene.

“El S-400 es un buen sistema, muy bueno para derribar aviones”, concede Lete. Su rango es de 60 kilómetros contra misiles balísticos y de 250 contra aeronaves, que puede ampliar hasta casi 400 kilómetros si utiliza los nuevos misiles de largo alcance 40N6E. “El problema —prosigue el experto— es que, aunque el S-400 cuenta con su propio radar, estos sistemas normalmente se usan junto a múltiples unidades de defensa aérea, incluidos otros misiles, cazas y radares, coordinados a través de avanzados sistemas informáticos. Pero la OTAN no va a permitir que un sistema ruso se conecte a su sistema, así que el S-400 de Turquía no podrá utilizar los radares europeos. Turquía tendrá que usarlo de forma independiente y eso reducirá su capacidad operativa”.

Sanciones militares y económicas

Turquía ya ha anunciado que no tiene intención de integrar el S-400 en los sistemas de la OTAN y que, por tanto, no supone una amenaza para sus socios. Pero Estados Unidos ya había advertido de que, si la entrega del S-400 se hacía efectiva, Turquía sería expulsada de la producción conjunta de los nuevos cazas F-35. Erdogan, por su parte, ha respondido que si la expulsión se confirma lo denunciará ante un tribunal de arbitraje internacional puesto que Ankara ha financiado parte del programa y empresas turcas fabrican parte de las piezas de estos avanzados cazas.

Aparte de las represalias militares, Turquía también se enfrenta a sanciones económicas bajo la legislación Caatsa, que castiga a Rusia, Irán y Corea del Norte y a entidades que colaboren con esos países —precisamente una de las empresas que ha participado en el diseño del S-400, la armamentística estatal rusa Almaz-Antey, ya está en la lista de sanciones de EEUU y la UE—. El Consejo de Seguridad Nacional debe determinar si Turquía ha violado dicha legislación y el Departamento del Tesoro será el que evalúe la lista de sanciones que pueden aplicarse, que van desde la prohibición de entrar a EE UU a ciertos individuos hasta establecer limitaciones financieras a los bancos turcos. Sin embargo, las sanciones sólo entrarán en vigor cuando las firme el presidente Donald Trump, y “no hay un límite temporal para ello, podría llevar días, semanas o meses”, escribe el analista Steven A. Cook.

“Las sanciones no solucionarán nada. Está claro que hay un problema y que ese problema debe solucionarse negociando”, explica a EL PAÍS el exoficial de operaciones especiales del Ejército turco y analista militar Abdullah Agar, que observa “profundas grietas” en la relación entre Turquía y la OTAN, pero las atribuye a la falta de sensibilidad de Estados Unidos: “Si no respeta nuestros intereses, si continúa apoyando a las organizaciones terroristas contra las que combatimos, veremos más y más crisis y Turquía se inclinará cada vez más por el eje euroasiático frente al euroatlántico”.

En una entrevista hace un año y medio, cuando ya se había firmado la compra del S-400, Gülnur Aybet, asesora del presidente Erdogan en materia de seguridad, afirmó a este diario que su Gobierno “está comprometida con su pertenencia a la OTAN” pero, subrayó, “Turquía tiene unas necesidades defensivas diferentes a las que tenía hace 20 años y constantemente emergen nuevos retos que dejan obsoletos los viejos paradigmas”.

Dentro de la propia OTAN, la compra del S-400 no ha sentado nada bien, según dijo una fuente militar de la Alianza a este periodista. La misma fuente aventuró que el nuevo centro de mando construido en Rumanía, así como las mejoras en una base en el sur de ese país, podrían servir para alojar las instalaciones euroatlánticas que actualmente se hallan en Turquía, como el Mando Aliado de Tierra, en caso de que las relaciones se deterioren aún más.
https://elpais.com/internacional/2019/0 ... 96202.html

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos