Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 29 Mar 2020 06:30
Tienda de Material Táctico

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 156 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 14, 15, 16, 17, 18
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Dic 2012 10:27 
Desconectado
Comisario
Comisario
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Ene 2012 12:07
Mensajes: 1310
Ubicación: Worldwide
Efectivamente, como se puede apreciar en el video, el terrorista/guerrillero de las FARC no acierta con el lanzamiento y el misil no acierta al helicóptero.

_________________
Orbs Patria Nostra


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

 Asunto:
NotaPublicado: 22 Dic 2012 21:16 
Desconectado
Comisario
Comisario

Registrado: 02 Mar 2010 12:01
Mensajes: 1082
grandi escribió:
Falta de pericia? no se supone que es de guia infrarroja?


Hola grandi.

Como bien dice armero con estos sistemas se deben de seguir unos pasos, el resumen de ellos no es otra cosa que enseñarle a la cabeza buscadora de IR del misil que es lo que tiene que atacar, y bloquearlo sobre el mismo, una vez echo esto se puede realizar el disparo pues la cabeza buscadora seguira la firma calorifica del artefacto a interceptar.

Esto es lo contrario de lo que ha echo este tirador, que no le ha indicado a la cabeza buscadora del misil lo que tenia que interceptar, con lo cual el misil sale sin dirección, siendo por cierto un peligro, pues puede engancharse en el SOL, reflejos del mismo en alguna superficie, algún fuego mas o menos intenso en las inmediaciones, etc. aunque lo mas normal es que se estrelle.



Saludos.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 12 Feb 2020 14:48 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 11713
Ubicación: Pintiam.-
"No es agradable disparar a una persona", me confesó X unos meses después de conocernos en Colombia. Este chico de apariencia frágil y con peinado mohicano tuvo su primer contacto con la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) al cumplir la mayoría de edad. Cuando finalmente entró en sus filas en 2012 a los 23 años no se imaginaba que acabaría siendo francotirador en el Bloque Oriental, la facción más poderosa de la que era la guerrilla más antigua del mundo.

Mientras el Gobierno de Juan Manuel Santos -quien recibió el Nobel de la Paz- negociaba con los líderes rebeldes en La Habana, en las selvas y montañas de Colombia las tropas guerrilleras seguían matando hasta unos días antes de la histórica firma de la paz que se celebró en septiembre de 2016 en Cartagena de Indias.

El testimonio de 'X' recoge la dureza del conflicto.

"Todavía siento escalofríos. Cuando apuntaba a un objetivo trataba de no pensar en nada, dejar la mente en blanco. Como si fuera una diana. Como si fuera un juego. Siempre me repetía: es una diana, es una diana. Algo en el fondo me decía: no, es un ser humano. Y entonces yo respondía: pero es malo. Y 'jalaba' [tiraba] el gatillo. Es malo. Nunca he dudado al disparar. Cuando tuve que hacerlo, no dudé. Esa es la verdad".

Cuando 'X' me pidió que escribiera su historia, la única condición fue que mantuviera su anonimato. "No digas quién soy porque me matarían".

Por desgracia, la sombra de la violencia todavía recorre Colombia. Desde la firma de la paz en 2016 cerca de 500 líderes sociales y 160 ex guerrilleros de las FARC han sido asesinados.

En Colombia, como sucedería en cualquier guerra que se prolonga más de medio siglo, no hay buenos y malos sino una gama de grises muy amplia. El testimonio de 'X' habla de violencia, odio y sed de venganza pero también muestra un lado humano, un espacio para el amor y la amistad en medio de la batalla.

El verdugo frío y calculador que dispara tras la mirilla también puede ser una víctima. A 'X' la guerra le quitó todo, perdió su identidad y se distanció de los seres queridos. Ahora carga con traumas, tiene pesadillas, intenta buscar su hueco en una sociedad que ya le ha juzgado.
"El problema soy yo"

"Al recordar todo lo que he hecho tengo una sensación rara. Soy un hombre entre los hombres: he luchado contra los que se dicen más fuertes de Colombia y les gané varias veces. ¿Será por eso que tengo pesadillas, oigo voces y no puedo dormir? Querer cambiar el mundo es un problema. A veces pienso que el problema soy yo".

Nos habíamos conocido en 2016 en la Décima Conferencia de las FARC en las sabanas del Yarí, al sur de Colombia. Yo llegué al país un año antes para cubrir el proceso de paz como reportero de EL MUNDO. Si todo iba bien sería la última vez que la guerrilla celebraría armada una reunión tan importante.

El plan era vivir durante una semana como los rebeldes, dormir junto a ellos en los 'cambuches' -camastros hechos con paja, hojas y madera-, lavarnos en el río y escuchar los discursos revolucionarios.

Los periodistas bautizamos aquello como 'el Woodstock guerrillero' porque cada noche había conciertos en un gran escenario donde las botellas de aguardiente y ron volaban alegremente.

A los pocos días me di cuenta de que había mucha más verdad en la historia de 'X' que en los discursos encorsetados y a la defensiva de líderes como alias 'Timochenko', el número uno de las FARC.

Me llamó la atención su sensibilidad, tenía una mirada diferente al resto de las bases, que en su mayor parte proceden del campo y apenas tienen estudios. Él fue a clases de informática en la universidad y creció en una ciudad grande, Villavicencio, la capital de los Llanos Orientales, unas praderas interminables que conectan con Venezuela.

Muchos jóvenes colombianos entraron a la guerrilla porque no tenían otra opción mejor, otros tantos se alistaron a la fuerza, bajo amenazas. No fue su caso, él tenía una familia que le apoyaba. Pero la desigualdad en Colombia se le hizo demasiado insoportable y pensó que la violencia sería la solución.

Una vez dentro de la férrea disciplina de las FARC cayó en el desencanto. Poco antes del desarme bajo la supervisión de Naciones Unidas, decidió desertar. Ahora es rechazado por la sociedad y también por los que fueron su familia, quienes le consideran un traidor.

En la guerra descubrió una destreza insospechada para las armas. Cumplió misiones como francotirador en las selvas del Guaviare, Meta y Caquetá, una zona caliente donde la guerrilla se disputaba el control del territorio con el ejército y los paramilitares, fuerzas de extrema derecha con conexiones en el narcotráfico.

Durante los largos días de la guerra 'X' desempeñó un trabajo solitario, observando hasta la obsesión al enemigo. "Las películas de Hollywood no cuentan la verdad. El objetivo de un francotirador no es disparar sino hacer inteligencia", me decía él cuando fuimos ganando confianza.

Para no aburrirse imaginaba, en medio de la selva, que seguía jugando como cuando era adolescente al videojuego 'Resident Evil' de la PlayStation. "Sólo que en este caso no eran zombies, sino personas reales", me confesó cuando fui a visitarle a su ciudad, donde me presentó a parte de su familia.

Aunque no se sentía cómodo recordando su experiencia, con el tiempo pude ir reconstruyendo su diario durante la guerra. Me habló de sus trucos al disparar, de las armas que usaba la guerrilla. El ejército siempre tuvo el miedo de que el Bloque Oriental donde él operaba tuviera en su poder una ametralladora del calibre punto 50, una bestia capaz de derribar helicópteros militares desde tierra.

En su caso usó armas como el M16, el AR-15 o el Galil aunque su favorito era el fusil suizo SIG SG 550. "Allá la moda es la AK-47. En una emboscada sales corriendo y lo puedes meter por el barro, le puede entrar agua y aun así sigue disparando. Resiste los caños y los charcos sin trabarse, no se desajusta. Es un arma hecha para la guerra. Si hay dos fusileros disparando con AK-47 suena como si hubiera dos ametralladoras por la potencia de fuego, por eso le tienen terror".
"El agua era una obsesión"

Para algunas misiones especiales iba junto a un observador, que se encargaba de evaluar las condiciones del terreno mientras él apuntaba. "A mí me enseñaron que la misión del tirador es quebrantar al enemigo mentalmente. En esa guerra psicológica me gustaba disparar a los cascos de los soldados cuando los dejaban en el suelo para descansar. Así sabían que los estábamos observando".

En su relato la crudeza de la guerra se mezcla con historias cotidianas. "El agua era una obsesión que todavía no he podido borrar. En la selva tienes miedo de morir por deshidratación porque nunca sabes cuándo va a terminar la misión. Por eso das pequeños sorbos a la cantimplora. Intentas ahorrar para que quede un poquito. Cuando hoy me compro un refresco en la ciudad pienso en la guerrilla. Sin darme cuenta, siempre dejo un poco de líquido por si acaso, porque nunca se acabe".

Frente al adoctrinamiento al que sometieron durante décadas las FARC a sus bases, una mezcla de teorías de guerra con propaganda comunista, él debía llamar la atención. Cita entre sus ídolos a la banda de punk Polikarpa y Sus Viciosas, al político de izquierdas Jaime Pardo Leal, asesinado en Colombia en 1987, al visionario de la tecnología Steve Jobs y al empresario chino Jack Ma. Su referente en la guerra era Liudmila Pavlichenko, la legendaria francotiradora soviética que mató a decenas de nazis.

La violencia en Colombia convierte a sus ciudadanos en gente anónima. Todavía hoy, más de tres años después de que nos conociéramos, él está obligado a seguir cobijándose bajo el alias de 'X'. Aquella paz en Colombia que se vendió como el cuento bonito de un planeta en turbulencias todavía tiene mucho camino por recorrer.

Las protestas ciudadanas de las últimas semanas en el país no sólo son un contagio de la primavera latinoamericana que ha sacudido este año la región. Para comprender el germen del desencanto es necesario escuchar a los que como 'X' participaron en la guerra, a las víctimas y a los victimarios.

Su vida discurre paralela a los acontecimientos de su país. En las decisiones de chicos como él está el futuro de Colombia, la paz sólo será posible si consiguen salir adelante sin caer en la tentación de volver a empuñar un fusil. Para ello la sociedad les debería ofrece otra salida más allá del inagotable círculo de la violencia.

"La guerra deja muchas secuelas y no sólo en lo físico. El dolor pasa y las heridas sanan pero los recuerdos casi siempre están contigo. No es normal que no pueda dormir. Algo debe estar mal dentro de mí. Me gustaría dejar estas cosas en el pasado. No escuchar más voces, anular los recuerdos, que desaparezcan las pesadillas. Espero poder recuperarme algún día".

José Fajardo es autor del libro 'X: el francotirador rebelde', que acaba de publicar Tusquets Editores.
https://www.elmundo.es/internacional/20 ... b4585.html

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 156 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 14, 15, 16, 17, 18

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos