Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 11 Dic 2019 00:42
Tienda de Material Táctico

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: 31 Mar 2019 09:16 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Feb 2007 09:27
Mensajes: 11489
Ubicación: Pintiam.-
A Carolina, cabo de la milicia, y a Carlos, sargento, les preocupa una invasión extranjera en Venezuela. Mucho. Están dispuestos a dar su vida por Nicolás Maduro y alzan la voz cuando insisten en que hay que estar preparados para defender la patria. Lo dicen una y otra vez. Hasta que se relajan y fluye la conversación. Y bajan el tono, y se les humedecen los ojos al recordar que antes venían cada domingo a comer pasteles y chocolate a esta cafetería de Caracas y hoy solo pueden hacerlo porque no tienen que pagar la cuenta.


Carolina González, de 45 años, y Carlos Ortegano, de 73, son dos de los casi un millón de milicianos que hay en Venezuela, según el Gobierno de Maduro. Un cuerpo creado por Hugo Chávez para militarizar a la población y que su heredero promete engordar hasta llegar a los dos millones este año. Ellos deben servir para defender el país de una hipotética invasión extranjera pero, mientras tanto, se dedican a vigilar vecinos, empresas expropiadas, ayudar en el metro o llenar mítines. Un cuerpo al servicio del Gobierno que cobra 18.000 bolívares, menos de seis dólares al mes.

Carolina se alistó en la milicia el día que falleció el “comandante eterno” Hugo Chávez en 2013. Pasó cinco días de formación, donde aprendió a desfilar, lealtad y respetar al superior, y tres meses de entrenamiento donde agarró un fusil por primera vez. “Yo no quiero matar a nadie, pero aprendemos a disparar creyendo que enfrente tienes a tu peor enemigo”. Durante estos seis años jamás ha tenido que enfrentarse a un invasor extranjero pero ha ejercido “tareas de seguridad” en un mercado, en un parque, en un colegio y en el metro de Caracas, donde vigila los torniquetes. “Nos enseñan primeros auxilios, disciplina, política, amor a la patria. Nos gusta ayudar y es importante estar entrenados y preparados”, añade Carlos.

A pesar de su buena disposición, el traje color caqui que portan es el más desprestigiado de cuantos hay en Venezuela, porque ni siquiera causa temor y son vistos como delatores al servicio del régimen. El temor del chavismo a un levantamiento popular en las zonas más pobres de Caracas los ha convertido en un eficaz método de control social, y Carolina y Carlos admiten que han sido desplegados para una misión delicada: son vigilantes en la estación de metro de Chacao, corazón caraqueño de la resistencia al chavismo. “Se ríen de mi diciendo, ¡cuidado!, que ahí vienen los marines”, recuerda Carolina. “Nos insultan, nos gritan, nos llaman chavistas y hasta me han echado excrementos”, detalla el sargento de 73 años.
Jesús Torres posa con su uniforme de miliciano en su casa del barrio Unión, en Caracas.
Jesús Torres posa con su uniforme de miliciano en su casa del barrio Unión, en Caracas. Andrea Hernández El País

Con un 14% de apoyo frente al más de 60% que tiene Juan Guaidó, según la empresa Datanalisis, el poder de Maduro se apoya hoy en tres pilares: el ejército, las milicias y los colectivos. Dirigida por el general Vladimir Padrino López, las Fuerzas Armadas Bolivarianas cuentan con entre 136.000 y 140.000 efectivos. A pesar de las deserciones, el ejército se ha mantenido fiel a Maduro gracias al gulag interno, los nombramientos —tiene más generales que la OTAN— y los negocios que maneja, que van desde el tráfico de alimentos a maquinillas de afeitar. Maduro ha aplicado la misma estrategia del castrismo, donde el ejército controla desde hoteles a una compañía aérea. La segunda línea de defensa son los “colectivos”, grupos paramilitares de encapuchados que siembran el terror allí donde se presentan. Son muy eficaces para disolver disturbios allí donde la policía se ve desbordada, como ocurrió recientemente en Ureña, en la frontera con Colombia, durante el frustrado intento de Guaidó por introducir la "ayuda humanitaria".

La tercera pata de la resistencia “civicomilitar”, son las milicias, un cuerpo civil inventado por Chávez en 2007. Según la dialéctica bolivariana, tras el golpe de Estado de 2002, cuando miles de personas bajaron de los cerros hasta el Palacio de Miraflores, Chávez se dio cuenta que no era suficiente con confiar en el ejército por lo que era necesario adiestrar a la población en tareas de disparo, pensamiento nacional o disciplina castrense.

Durante su etapa de formación, Carolina disparó cinco veces “y después lloré”, recuerda la cabo primero, quien reconoce que la milicia la ha “empoderado como mujer” y le ha hecho “perder la timidez a la hora de abordar temas políticos" o dirigirse a alguien. Su actual armamento es un bastón extensible, pero sabe que hay armas dispuestas bajo llave por si fuera necesario.

“Si se atreven a invadirnos se encontrarán con un pueblo movilizado y entrenado dispuesto a defender con su sangre cada centímetro de Venezuela”, amenazó Maduro cuando atribuyó el masivo apagón eléctrico en todo el país a un ataque de rayos catódicos lanzado por Estados Unidos. En respuesta a la agresión, y sin cambiar un ápice su versión, Maduro envió a la milicia a “defender la patria” limpiando, cortando y podando la maleza en los alrededores de cada estación eléctrica. Naciones Unidas y el Colegio de Ingenieros habían atribuido el apagón al abandono de las instalaciones en todo el país.

La realidad actual es que la milicia es una gigantesca agencia de colocación y la forma más rápida de acceder a los planes sociales. Jubilados, desempleados, amas de casa, fanáticos de la causa bolivariana o nostálgicos del “comandante eterno” entrenan cada semana en bases militares. Los videos filtrados muestran a una tropa que cojea, desfilando con una escoba, incapaz de ponerse de acuerdo para defender una posición estratégica.

Ante la burla generalizada y el aumento de la tensión, en los últimos años han intensificado los entrenamientos y han incorporado tareas de “inteligencia” y control social, al estilo de los Comités de Defensa cubanos, señalando a los traidores de la revolución. Son los tentáculos del régimen bolivariano en las profundidades de los barrios para denunciar a los “traidores a la patria”, a cambio de las cajas de comida conocida como CLAPS (Comité Local de Abastecimiento y producción).

“Nos metemos a la milicia porque no hay trabajo”, detalla Jesús Torres, de 71 años, en su casa de Petare. Según este abuelo de cinco nietos, “lo mejor es conocer a gente tan humilde, como uno, que pasa por los mismos problemas”. Pero lo que más odia es “el desprecio de los superiores y de la población”, añade mientras da un salto por una ventana para mostrar el buen estado físico en que se encuentra.

“La Milicia Bolivariana se utiliza para abonar el discurso de intimidación y para rellenar los discursos de Maduro”, señala Rocío San Miguel, especialista en las Fuerzas Armadas y autora del informe más completo realizado sobre el cuerpo. Según San Miguel, la cifra real de milicianos no llega ni remotamente al millón de personas y su tamaño, "de forma permanente", es de 20.000 personas, aunque muy eficazmente desplegados en los 335 municipios de Venezuela. "Otra cosa es que se adiestre a los funcionarios públicos y por tanto los contabilizan como milicianos", matiza, "pero el resto, en realidad, están vigilando hospitales o en el metro e incorporarlos al manejo de sistemas de guerras es una irresponsabilidad”.

Una frase atribuida a Simón Bolívar, describe a Colombia como una universidad, Ecuador como un convento y Venezuela como un cuartel. Bajo el Gobierno de Maduro, el viejo dicho de la época colonial está a punto de convertirse en realidad si consuma su promesa de reclutar a dos millones de milicianos, casi la misma cantidad de venezolanos que este año huirán del país.
https://elpais.com/internacional/2019/0 ... 28119.html

_________________
SERVO PER AMIKECO.-
ImagenImagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos