Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 06 Abr 2020 10:11
Tienda de Material Táctico

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 42 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: 12 Oct 2014 23:45 
Desconectado
Ayudante
Ayudante

Registrado: 16 Mar 2014 11:33
Mensajes: 2
La mia es la siguiente: soy Vigilante de Seguridad y trabajo en un centro comercial, siempre llevo mi Leatherman Wingman y hace un año un niño pequeño se quedo encerrado en un cuarto de aseo del centro comercial , nos avisaron, cogi yo mi Leatherman Wingman y mientras mi compañero calmaba al niño pude abrir la puerta , y sacar al niño, mi Wingman continua perfecta

_________________
Using Tapatalk


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

NotaPublicado: 13 Oct 2014 15:57 
Desconectado
Subinspector
Subinspector
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Abr 2008 18:09
Mensajes: 422
Ubicación: SEVILLA
Imagen
Mi historia sobre mi Leatherman WAVE empieza hace unos meses con un madrugón para reventar una operación del EDOA, en ella íbamos a intervenir en dos domicilios con dos equipos de intervención, uno de la USECIC de Cádiz y otro nuestro (USECIC Sevilla) todo coordinado y supervisado por los compañeros que llevaban la investigación.
Como siempre en estos casos antes de salir de casa para espabilarme, ya que eran las cuatro de la mañana, me tome mi primer café mientras bajaba al garaje a por mi moto para desplazarme a mi unidad, ya llegado a mi taquilla empieza la ceremonia de vestirme y preparar el equipo repasando todo y como no, ahí siempre está ella mi Leatherman, imprescindible, acompañándome desde hace ya muchos años sin fallarme ni una sóla vez y sacándome de más de un apuro, la nombro en femenino por que en este mundo todo lo hermoso y perfecto tiene nombre de mujer.
Imagen

Tras el briefing y una vez enterados de las misiones y de los objetivos nos desplazamos a un punto de reunión cercano a los objetivos donde nos esperaban el resto de compañeros y la comitiva judicial. Se acerca la hora y nos equipamos antes de montarnos en la furgoneta camuflada que nos iba a trasladar al domicilio y es entonces donde mi Leatherman iba a entrar en acción.
Cuando faltaba poco para salir y ya estábamos subiendo al vehículo un compañero avisa de una gran mancha debajo de la furgoneta, al observar los bajos a la altura del motor vemos que por el motor corría el gasoil a chorros y cuando abrimos el capó del motor se confirmó el peor de los presagios nos quedábamos sin vehiculo a unos minutos de salir y sin posibilidad por la lejanía a base y el horario de solucionar el problema.
El otro equipo ya había salido y era necesario que se hicieran las dos intervenciones al mismo tiempo y… Ahí estabas tú, siempre a mano, cogí mi leatherman estudié la situación y ví cómo la causa era el latiguillo de la bomba del gasoil que estaba roto, así que con su ayuda afloje la cogida de la bomba del gasoil y con gran facilidad y precisión corté el latiguillo por la zona afectada, lo coloque de nuevo en su sitio apretándolo y dejando la avería solucionada en cuestión de minutos, todos arriba y rumbo al objetivo sin perder más tiempo.
Una vez más me sacó del apuro, como siempre, gracias a ella la operación se cerró con éxito todos contentos y felicitándose por la actuación, en el camino de regreso yo limpie con mimo los restos de gasoil a mi inseparable compañera la verdadera protagonista de esta historia.
Imagen

_________________
http://usecicsevilla.wordpress.com/


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 14 Oct 2014 11:47 
Desconectado
Ayudante
Ayudante
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2014 11:32
Mensajes: 3
Fan de Leatherman, tuve una Skeletool que siempre iba conmigo cuando patrullaba en motos TT y nunca hubo un día que no me sacara de algún apuro; desde cerrar roturas en cerramientos metálicos, aperturas de portones o registros, reparar algún elemento de la moto o... pelar una fruta. En mi primer embarque en atuneros vino conmigo y el buen uso que hice de ella me valió el sobrenombre del "McGyver" del Índico, pues a pesar de la gran cantidad de herramienta a bordo solía ser la fiel Leatherman quien me sacara del apuro. Tanto uso hice que acabé ¡por romperla! más por burro yo que por la calidad; no problem, lo comuniqué al importador y la repararon y restituyeron gratis, 25 años de garantía. Lamentablemente la perdí, ahora tengo una Wave y seguiré confiando en Leatherman por siempre.

_________________
Paz en la tierra a las personas de buena voluntad. Y un puñado de hombres buenos para defenderla.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 15 Oct 2014 12:07 
Desconectado
Moderador
Moderador

Registrado: 20 May 2007 18:20
Mensajes: 4365
Ubicación: GALICIA
Soy un afortunado propietario de 2 herramientas: una Skeletool metálica y una Wave negra.

Una para casa, la Skeletool que uso habitualmente y una Wave para el trabajo que he utilizado en diversas ocasiones.

La que quiero destacar es por una llamada que informa que hay un caballo atado a una cuerda ,que está muy nervioso y que parece que tiene algo entre la cuerda y una de las patas delanteras.

Al llegar mi compañero y yo podemos ver que tiene una rama enzarzada entre su pata y la cuerda . El animal estaba muy nervioso , supongo que por el dolor que le producía y temíamos que si seguía haciendo fuerza rompiera la pata.

Suelo tener respeto a los animales y más aún a los que pesan más que tú :-D , me acerqué e intenté cortar la cuerda gruesa con mi Wave.

Creo que soy de los muchos que no leen mucho las instrucciones de las cosas e intenté cortarla con la navaja normal, pero fue imposible porque la cuerda era plástica y gruesa.

Probé con la navaja con hoja dentada y lisa y ante mi sorpresa, la cortó con muchísima facilidad.

Desconocía totalmente que esta hoja sirviese para cortar este tipo de material.

Liberamos la pata del caballo y nos fuimos.

Luego me enteré que el compañero me hizo una foto , que os cuelgo aquí.

La foto es pública por eso no he difuminado mi cara.

Imagen

No es una gran historia si no otro servicio más que cualquier compañero puede tener todos los días pero para mí , liberar de sufrimiento al caballo me alegró bastante.

Aprovecho para comentar que, al igual que otro compañero forero, por bruto, rompí una pieza de la Skeletool .

Me puse en contacto con Esteller y en unos días recibí la herramienta reparada e impoluta.

Suerte a todos y espero que al compañero que tenga la suerte que le toque, nos comente extensamente que tal va la herramienta.

Gracias a Esteller y a Fauerzaesp por este concurso.

_________________
MAÑANA MÁS Y MEJOR


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 15 Oct 2014 13:48 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17198
Ubicación: ESPAÑA
Que buenas todas las historias, el jurado lo va a tener muy difícil.

Un saludo

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 17 Oct 2014 09:45 
Desconectado
Ayudante
Ayudante

Registrado: 16 Nov 2011 22:33
Mensajes: 5
Allá por el año 2000 una fría mañana en la antigua provincia de Kosovo una compañera y yo compramos en la base americana una herramienta multiusos leatherman, desde hace mas de 14 años mi leatherman me acompaña día a día en mi trabajo siempre lista y preparada para cualquier necesidad que pueda surgir.
Sus primeros usos fueron siempre en temas de mantenimiento de un soldado en un puesto avanzado donde la precariedad era nuestro sino, ayudaba a cortar alambres, soltar tornillos de grupos electrógenos, desmontar en pleno campo las mamparas de nuestro BMR, limar pequeñas piezas, etc. Siempre a mi lado nunca me defraudó.
Tras pasar de la milicia a la policía mi leatherman me acompaño en la transición, y pensé que igual quedaba en un segundo plano en mi cinturón y a si fue durante un tiempo hasta que una noche lluviosa, mi compañero y yo acudimos al aviso de un accidente. Al llegar nos encontramos un vehículo con las ruedas mirando hacia arriba y una persona en su interior, a su lado se encontraba un acompañante intentado sacar al conductor, pero no podía debido al cinturón de seguridad el cual por el peso de la persona no podía soltarse.
Fue cuando cortando con mi leatherman el cinturón de seguridad la persona herida pudo ser sacada del vehículo por nosotros y trasladada con urgencia al hospital con graves lesiones en el tórax, el eficaz trabajo de leatherman hizo que las graves heridas no aumentaran.
Son más las ocasiones en las cuales mi leatherman ha sido de gran ayuda pero el que una herramienta sea garantía de efectividad en cualquier trabajo a desarrollar hace que cada día que me enfundo el uniforme compruebe que mi leatherman me a compaña porque nunca me ha fallado después de casi 15 años.

Recibir un cordial saludo.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 23 Oct 2014 18:39 
Desconectado
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Feb 2007 17:47
Mensajes: 2064
Ubicación: Barna
Hola a todos!
Ahí va mi historia, como no puede ser de otra manera se la dedico a nuestro amigo Armero que nos vigila desde arriba.

Estaba yo prestando servicio en el aeropuerto del Prat mientras un tedioso sábado iba pasando poco a poco. En esto que un curioso suceso nos despertó de nuestro letargo; un pasajero ruso aquejado de esquizofrenia paranoide había bebido demasiado vodka en su vuelo procedente de Moscú, el alcohol junto con la altura le provocó un pequeño cortocircuito interneuronal y empezó a creer que alguien lo seguía para matarlo.
El hombre en su delirio pasó de la zona aire a la zona tierra por un falso techo (en vez de por el control policial correspondiente) y los compañeros de la Guardia Civil nos dieron aviso a ver si les podíamos echar un cable ya que el escapista había agredido a un guardia que se había interesado por su estado al verlo altamente nervioso.
Diversas patrullas nos reunimos para buscarlo en una zona del aeropuerto que no se usaba ya que estaba en obras, el hombre al verse acorralado volvió a acceder a la zona aire destrozando una puerta de cristal que separaba ambas zonas, en eso que unos 10 agentes nos quedamos con palmo de narices cuando el susodicho (después de hacernos correr un rato) se atrincheró en un lavabo cerrando la puerta por dentro.
Cuando ya estaban los jefes pensando en tirar la puerta abajo el firmante pidió tiempo muerto y voilà! sacó su Leatherman del cinturón.
Las caras del resto fueron un poema, alguno incluso sonrió con cierta sorna, ya que no tenían ni la menor idea del poder de dicha herramienta, pero lejos de amilanarme ante el rechazo general tardé menos de 5 minutos en desmontar el cerrojo de la puerta desde fuera.
Una vez desmontado se procedió a dar asistencia médica al pobre hombre ya que no estaba en sus cabales y no era dueño de sus actos.
Yo me fui a casa con la sensación del deber bien echo y con una historieta curiosa que contar, me consta que alguno después de ver mi acción adquirió una unidad Leatherman "por lo que pudiera pasar".

Un saludo!

P.D. Y volví a montar el cerrojo después claro :D

_________________
[align=center]"Semper Fidelis"[/align][align=center]ImagenImagenImagen[/align]


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 24 Oct 2014 22:22 
Desconectado
Ayudante
Ayudante

Registrado: 19 Dic 2012 09:46
Mensajes: 6
En mi caso , yo llevo siempre en el ceñidor la leatherman . Porto el modelo Leatherman wave . Estaba destinado el Artillería de Campaña , y cursando unas maniobras en el tan querido campo de maniobras San Gregorio en la provincia de Zaragoza . Estaba fijando el punto de entrada de un Atp M-109 . Entramos en la pieza y dieron la orden de fuego . Teníamos varios proyectiles para disparar y las bolsas de carga al lado envueltas , ya que hacía demasiado frío y tienen que estar a una temperatura adecuada para que no fallen . Cuál fué nuestra sorpresa cuando nos pidieron un proyectil más del que teníamos en la Santa Bárbara. Estaba sudando , tenía uno en la caja de proyectiles y había que sacarlo de ella , quitar el pasador del cierre, cortar el cordón de seguridad y quitar la tapa .. En ese momento pensé en la multiusos , la cogí , saqué el alicate y desenvolví el cable de acero , tiré del pasador y me dí cuenta que faltaban por cortar las cintas que son bastante duras . Mientras los otros soldados intentaban cortarla como podían , quite en un momento el alicate , la cerré y saqué la navaja . Los corté tirando fuerte , y cuál fue mi sorpresa cuando al intentar abrír ví que tenía una punta clavada ( la caja había sido reutilizada supongo) . Guardé la hoja y me di cuenta de que también tiene un pequeño util plano bastante fuerte . Con miedo a que se rompiera y más a que no pudieramos cursar el tiro lo introduje entre el pequeño hueco de la tapa y la caja e hice palanca . Sin inmutarse ni doblarse el utensilio la abrimos y metimos el proyectil en el cañon.. Aquí me dí cuenta de la utilizad de una multiusos y de lo que hubiera pasado si fuera de mala calidad o simplemente de tener que haber hecho todo eso con distintas herramientas . Desde entonces siempre la llevo encima .

Un saludo compañeros :)


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 28 Oct 2014 23:21 
Desconectado
Agente
Agente
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Ago 2007 13:23
Mensajes: 78
Ubicación: Madrid
“55 horas de tensión”
Un día cualquiera de noviembre de 1999, se produce un motín con toma de rehenes en el Centro Penitenciario de Fontcalent, Alicante. El ambiente es de violencia extrema entre los presos amotinados, un numeroso grupo de reclusos que un lunes por la mañana se hacen con el módulo cuatro, el de máxima seguridad, y tomando como rehenes a cinco funcionarios del centro en su amotinamiento.
Se alerta a la Unidad Especial de Intervención UEI de la Guardia Civil y a su llegada a las 20:00 horas, se hacen cargo de la situación. Tras un primer estudio de lo que está ocurriendo y la primera toma de contacto con los reclusos amotinados, comienza el trabajo del negociador.
En la madrugada del martes, tras ese dialogo inicial con los amotinados, se logra controlar el sector donde comenzó el altercado. En ese momento, una veintena de reclusos se trasladan y toman el módulo tres, con los cinco funcionarios en su poder. El aspecto en el que se encuentra el módulo cuatro es el de un verdadero campo de batalla, los reclusos han roto colchones, inundado los patios reventando grifos, asaltado el gimnasio para obtener barras de hierro y arrasado la farmacia de la enfermería, a la que prenden fuego para ocultar que han sustraído narcóticos.
Sobre las 13:05 horas, se presenta en helicóptero procedente de Madrid el director general de Instituciones Penitenciarias para continuar con las negociaciones. Entre los cabecillas de los amotinados, se encuentran Manuel Pinteño y Antonio Cortés Escobedo, ambos extremadamente violentos y peligrosos.
Para entonces, los enfrentamientos entre los presos, y el plante de machada ante los negociadores por parte de los cabecillas, han causado ya un muerto y varios heridos graves. Las negociaciones emprendidas no están dando el resultado esperado.
Los reclusos amenazan con matar a los rehenes armados con destornilladores de grandes proporciones. Sus peticiones son ya realmente simples, olvidadas ya las exigencias iniciales, sólo piden una furgón para escapar. Aun así, las negociaciones no permiten alcanzar acuerdo alguno para la resolución pacífica del conflicto.
El motín, había comenzado en el módulo reservado para los presos más peligrosos y son estos los que actúan de cabecillas. El dialogo con los amotinados consigue dividir a gran parte de ellos hasta que se acorrala en la segunda planta del módulo tres a los cinco más violentos con los cinco funcionarios como rehenes.
Mientras esto ocurre, los grupos de asalto de la UEI se encuentran preparados para el asalto en la primera planta y varios francotiradores observan los movimientos de los reclusos desde módulos contiguos.
A las 13.45 horas del miercoles, comenzó el asalto final. Se oyeron desde el exterior de la prisión varias detonaciones, poco después se pudo ver humo y se escucharon algunos gritos y golpes. En un momento dado, se pudo oír en la segunda planta algo así como “LOS TENEMOS ENCERRADOS“, seguido de varios disparos de los francotiradores.
Los componentes del grupo de asalto nos encontrábamos en las inmediaciones de las escaleras de la segunda planta. Dos de nosotros iniciamos la carrera para ver lo que estaba ocurriendo. Vimos al fondo del pasillo a varias personas gritando y algunos forcejeando entre sí, unos vestidos con chándal y otros con ropa de funcionario. Al intentar entrar en el pasillo de la segunda planta, nos encontramos que la puerta de acceso, tipo rastrillo metálica, estaba cerrada y atada con sabanas encordadas con fuertes nudos. Se nos vino el mundo en cima ante la imposibilidad de poder entrar y socorrer a los funcionarios. Efectuamos varios disparos intimidatorios entre los barrotes de la puerta con nuestros MP-5 y, a gritos, ordenamos se tiraran todos al suelo. Sabíamos que cabía la posibilidad de que entre los que llevaban ropa de funcionarios podrían estar los reclusos.
En esas estábamos, tras unos barrotes atados con sábanas, mi compañero controlando la situación con su MP-5 y yo intentando deshacer nudos mojados e imposibles, cuando me acuerdo del recurso de emergencia, mi LEATHERMAN.
Fue el regalo de un ex Delta Force con el que, durante los Juegos Olímpicos del 92, trabajé en el estudio ante sabotaje de los barcos hotel atracados en el puerto de Barcelona. Al despedirnos, me obsequió con esta maravillosa herramienta que, aun siendo de las primeras, siempre llevo conmigo.
Pero volvamos al motín y a esa situación de alto riesgo en la que recuerdo que con ese regalo y de varios tajos consigo destrozar las sábanas anudadas, pudiendo abrir la puerta corredera del pasillo e ir en ayuda de los rehenes, a los cuales liberamos, y con ayuda de más compañeros conseguimos reducir a los amotinados y bla, bla, bla…
No quiero terminar mi historia sin decir que nunca he experimentado una sensación de alivio tan fuerte como esta, la de encontrar la herramienta adecuada en el momento preciso. No quiero pensar que hubiese ocurrido de no llevarla encima en ese momento y, por si acaso, nunca he dejado de hacerlo.
Esta ha sido mi historia, la cual tenía olvidada y ha vuelto a surgir gracias a vosotros y como no, a LEATHERMAN. Espero no haber aburrido mucho con este relato.
Un cordial saludo a todos los foreros,
Juan.-


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 42 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos