Fuerzas de Elite

Portal dedicado a las Unidades Especiales de la Policia y el Ejercito, sus tácticas, sus armas, su equipamiento...
Creditos
Fecha actual 16 Jul 2019 23:33
Aula Policial

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 19 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: 14 Ene 2007 12:59 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17218
Ubicación: ESPAÑA
CT_Nemo escribio:

Primero que todo se debe aclarar que a diferencia de otros países donde de hecho hay unidades especiales que estando así entrenadas asumen el nombre del principal curso de combate que se da en el país, en Colombia no hay Compañías o Batallones de Lanceros, sino oficiales y suboficiales que, habiendo hecho el curso en sus diferentes modalidades, se consideran especialistas y se espera de ellos que sean multiplicadores de sus conocimientos en las unidades a las que sean asignados. Hecha esta precisión pasó a adjuntar una reseña sobre la Escuela de Lanceros del Ejército de Colombia.


Escuela de Lanceros:
Un segundo de decisión, una eternidad de gloria
“Ser Lancero es hacer de la vida un regazo de patrio sentir, es vivir con el alma encendida en deseo de amar y morir...”

Imagen

El bello paisaje del amazonas recibió a los alumnos de los cursos de lancero 283 y 284 con un atardecer majestuoso, un cielo de mil colores acompañado por el canto de las aves y casi 30 grados de temperatura. El viaje, que tradicionalmente se hacía en un Hércules de la Fuerza Aérea, se realizó esta vez en un vuelo comercial. Fue el único contacto que los lanceros, jóvenes Oficiales y Suboficiales de las tres fuerzas, tuvieron con la civilización durante el desarrollo del curso.

Estaban allí para realizar la fase de selva de un entrenamiento que ya llegaba a las ocho semanas, y que se convertía en el requisito principal para obtener el distintivo que con orgullo portan los lanceros, dignos herederos de ese grupo de valientes y aguerridos soldados que decidieron la batalla del Pantano de Vargas en la campaña libertadora, y que aún hoy son honrados por los hombres de armas.

Pese a la hora, los visitantes fueron recibidos por el comandante de la Brigada de Selva No. 26, el señor General José Joaquín Cortés, quien habló a los asistentes sobre la dimensión del desafío terrorista que se cierne sobre Colombia y ofreció un detallado análisis de la zona, en donde a través de ese cordón umbilical que es el río Amazonas, la tierra colombiana se encuentra con los primeros pueblos de Brasil y Perú.

Cuando ya la noche había caído con toda su imponencia sobre la última ciudad al extremo sur de Colombia, el grupo entero se embarcó en botes de la unidad de guardacostas de la Armada Nacional rumbo al fuerte Amazonas II, el hogar que los recibiría por dos semanas. Durante el viaje de casi 30 minutos el cielo bellamente iluminado por millones de estrellas y el vaivén de las pequeñas olas iban preparando a los viajeros para conocer esta tierra, entre inhóspita y hermosa, pero sin duda llena de magia.

El Fuerte, creado hace tres años como sede de la última y más exigente fase del curso de lanceros, es una majestuosa construcción de madera en la ribera del río. El pabellón nacional ondea majestuoso en la plaza de armas, y junto a él la bandera de la escuela con los colores de las cuatro armas: infantería, caballería, artillería e ingenieros.

Cada curso, de cuarenta y ... alumnos –nunca se sabe hasta el final cuantos lograrán terminar el entrenamiento- se encuentra bajo las órdenes directas de un Oficial, a quien llaman ‘Táctico’, y su ayudante, quienes permanecen con ellos desde que se levantan hasta que se acuestan, están pendientes si alguno se enferma, los conocen por su nombre y saben quién es bueno y quién no tanto para cada prueba.

Esta función la cumplen en esta ocasión los tenientes Carlos Tamayo y Gerardo Avilán. Ellos serán recordados toda la vida por sus lanceros, y aunque en el primer momento pueden parecer rudos, son quienes los animan para no desfallecer. El lazo que los une es tan fuerte que años después, el lancero sigue recitando el nombre de su táctico como si fuera el de su padre.

La primera noche en el fuerte Amazonas II los lanceros se acuestan pasada la una de la mañana, descansarán dos horas y antes del amanecer estarán de nuevo en pie para continuar con su entrenamiento. Están a dos semanas de cumplir el reto: obtener el distintivo de lancero. Casi dos meses atrás eran 108, pero poco a poco la exigencia del curso ha causado 19 retiros. Los demás aún conservan la esperanza.

La fase de selva

Imagen

Las notas del Himno Nacional marcan las seis de la mañana en el fuerte. Los lanceros hace tres horas están levantados. Ya desayunaron y se disponen a partir hacia las áreas de instrucción, donde recibirán entrenamiento en lectura de cartas, sanidad, asalto aéreo, comunicaciones y, por primera vez, pasarán la pista de equilibrio, una de las más difíciles del curso.

A esta altura se podría pensar que el lancero está preparado para lo que va a afrontar: en poco más de siete semanas de entrenamiento ha aprendido a soportar el sueño, el cansancio, el dolor muscular y el hambre. Sin quejarse. Sin decir una sola palabra. Todo mientras aprende los conocimientos que lo llevaran algún día a liderar a un grupo de hombres hacia la victoria. Sin embargo, si alguien cree que estas dos semanas serán fáciles, es porque nunca ha presenciado la fase de selva.

Aquí no hay un minuto de descanso. Salvo contadas excepciones, deben portar su equipo -que puede pesar entre 25 y 30 kilos- y su dotación, un fusil, proveedores y municiones. Mientras reciben sus clases, estos hombres procuran mantenerse despiertos en medio de los mosquitos, el calor y el agotamiento.

Antes de comenzar, el instructor, subteniente Antonio Ortegón, les recuerda cuál es la razón de su lucha y reflexiona sobre los principios y valores que caracterizan a los soldados del Ejército. Es la materia de asalto aéreo, en la que los alumnos aprenderán cómo preparar un área para utilizarla como helipuerto. Así se recrea una de las situaciones que tendrán que sortear cuando en medio de una zona de vegetación tupida requieran apoyo de helicópteros, bien sea para evacuar a algún soldado herido, enfermo o para recibir tropas y suministros de víveres.

Como ésta, cada una de las materias tiene su razón de ser. En sanidad aprenden a prevenir, reconocer y atender las enfermedades que más afectan a los soldados en este tipo de clima. En lectura de cartas practican cómo orientarse en medio de la selva utilizando la brújula, ya que los geoposicionadores no funcionan por la espesura de la vegetación. Y en comunicaciones se ejercitan en el uso de los equipos que permitan tener contacto permanente con sus unidades y superiores.

Todos los conocimientos que reciben los lanceros son utilizados en situaciones que día a día viven los Oficiales y Suboficiales que se encuentran en operaciones. Y de ahí también viene la retroalimentación, pues la Escuela adopta como doctrina las experiencias que se obtienen en el campo de combate.

Es un trabajo que se realiza conjuntamente con la Jefatura de Educación y Doctrina del Ejército, en el que una comisión analiza detalladamente las lecciones aprendidas y las incorpora al entrenamiento que reciben los lanceros. Por ejemplo, por experiencias anteriores se sabe que los terroristas utilizan los árboles para instalar trampas explosivas, por esto, dentro de las normas de disciplina del curso está que los alumnos no pueden tomar frutos.

Al caer la tarde llega el turno de pasar la pista de equilibrio. Uno tras otro, los lanceros van probando suerte en los obstáculos que medirán la confianza en sí mismos. Deberán caminar sobre maderos horizontales, verticales, inclinados, por escaleras. Descender abrazados a un tronco. Cruzar un puente que se desliza y rueda entre el lodo. Atravesar una ventana sin tocarla a dos metros de altura. Subir y bajar por vigas que sólo tienen unas pequeñas cuñas para apoyar los pies. Saltar sobre un pozo de agua fangosa. Enterrarse hasta las rodillas en el lodo.... y comenzar nuevamente.

Con cada repetición los obstáculos se van haciendo más resbalosos, más difíciles de cruzar, pero el lancero no se rinde, o como dice en un muro en las instalaciones de la escuela: “Para el lancero no existe la palabra imposible”. Al salir de la pista el camuflado ha perdido sus manchas características, para convertirse en una tela empapada y recubierta de lodo.

Así termina la instrucción del primer día de esta fase, pero aún falta mucho para que los alumnos puedan irse a descansar. Después de comer seguirán con sus labores administrativas, que los mantendrán despiertos hasta pasada la media noche.

En el segundo día los cursos alternan materias y quienes en la jornada anterior recibieron instrucción de asalto aéreo, comunicaciones y sanidad hoy realizan la práctica de lectura de cartas. Iniciando la clase y el sargento Marengo, instructor de la materia, presenta al personal que lo acompañará durante el ejercicio. De pronto a lo lejos se escucha una voz: -¡Por fin! ¡Los encontramos, Pepe, los encontramos! Ante la mirada asombrada de los alumnos, aparece entre los árboles un joven con el pelo enmarañado, barba, la ropa hecha jirones y un pequeño mico en el hombro.

El raro personaje se lanza a los pies del instructor, quien le pregunta su identidad. -¡Soy alumno del curso 235! Me acuerdo que estaba en la fase de selva en La Tagua, no puse atención en la clase de lectura de cartas y por eso me perdí. Durante el ejercicio me separé de mi lanza y me acosté a dormir en un árbol. Cuando desperté estaba solo. ¡Desde entonces sólo mi mascota Pepe me acompaña en las noches de soledad!. Por medio de esta pequeña dramatización, el instructor les recuerda a los alumnos la importancia de la orientación en la selva.

En la tarde, nuevamente los alumnos se enfrentan a la pista de equilibrio, pero esta vez tienen una dificultad adicional: deberán hacerlo portando su armamento. Esta no será la última vez que crucen la pista. Falta todavía el cruce en la oscuridad, que se realiza en la noche, y el cruce con armamento y equipo.

La tercera jornada trae un grado de exigencia mayor. A corta distancia del fuerte se encuentra la isla Ronda, ubicada en medio del río Amazonas, donde se lleva a cabo la instrucción de supervivencia. Allí llegan los lanceros para recibir conocimientos sobre los animales, plantas y frutos que podrán encontrar en la selva, y cómo utilizarlos para sobrevivir. Durante esta instrucción los lanceros prueban el mojojoy, un gusano de color crema que crece en los troncos de las palmas y que los instructores llaman ‘camarón de selva’. El problema es que deben comerlos vivos.

En la isla permanecen tres días poniendo en práctica lo que han aprendido hasta ahora. También realizan un ejercicio con presión simulada del enemigo, en el que tienen que resolver situaciones a las que comúnmente se enfrentan los militares que se encuentran operando en regiones de selva.

La última, y quizá una de las pruebas más duras de la fase, es la tradicional ‘marcha de la muerte’. Un trayecto de 36 kilómetros desde el fuerte hasta la ciudad de Leticia, que los lanceros deben recorrer con su equipo y armamento, al hombro.

Lealtad, valor y sacrificio

“Lealtad, valor, sacrificio: tres palabras que yo llevo ante mí. Soy lancero y me llama el servicio, ya me voy por mi patria a morir”. El lancero vive cantando o recitando todo el día esta oración; es su forma de animarse para cumplir los requerimientos que le exige el curso.

En estas tres palabras está contenido su lema y su honor: lealtad, no solamente con los superiores, sino hacia los compañeros, subalternos, la institución y la Patria; valor, para enfrentar todas las situaciones imprevistas que se presenten en el terreno; y sacrificio, para anteponer las necesidades de la fuerza a las particulares.

Ser lancero es un honor y un reto para cualquier militar. Portar en el pecho la lanza que los distingue es prueba de su coraje, de su liderazgo y su capacidad para enfrentar al enemigo y salir vencedor. Son hombres forjados con disciplina, con entrenamiento firme y voluntad de hierro para entregar hasta la última gota de su sangre en la misión que les confían sus superiores. Ellos son el aporte de la escuela al Ejército para combatir el terrorismo que amenaza a la nación.

A eso se encamina el entrenamiento que se cumple en dos fases: preparatoria y complementaria. La primera, que tiene una duración de dos semanas, se dedica a la preparación física, técnica y sicológica. Allí se ven materias como sanidad, comunicaciones, armamento, tiro, planeamiento, todo lo necesario para un comandante en el área de operaciones.

Posteriormente, el alumno pasa a una etapa llamada REES, que significa resistencia, evasión, escape y supervivencia, en la que el lancero es entrenado para resistir, escapar y sobrevivir a situaciones de cautiverio o secuestro, en donde la preparación sicológica es fundamental. Esta fase se realiza con el propósito de que los alumnos aprendan cómo enfrentar y superar las circunstancias de un cautiverio, mientras se solidarizan con sus compañeros de armas que aún permanecen secuestrados.

La segunda parte del curso, llamada fase complementaria, contiene la subfase de fundamentación táctica, con una duración de tres semanas en el Centro de Entrenamiento de Lanceros, en la base militar de Tolemaida; y la subfase de pelotón que se realiza en el área de Icononzo, Tolima, donde ponen en práctica los conocimientos aprendidos en otro tipo de terreno más montañoso y con clima medio.

Al finalizar la séptima semana, los alumnos e instructores viajan al fuerte Amazonas II para realizar la subfase de entrenamiento en selva, que les dará las herramientas necesarias para operar en el sur del país, región en la que actualmente se concentra gran parte del esfuerzo operacional del Ejército.

Durante los dos meses y medio que dura el curso, el lancero también debe demostrar su seguridad y valentía en las llamadas pruebas de confianza: el salto a lo desconocido, que se realiza con los ojos vendados sobre el río Magdalena; el salto del puente sobre el río Sumapaz, en la vía que lleva a Melgar; y los saltos de la polea y de la roca, sobre el mismo río, en el llamado pozo de los lanceros.

Según el Teniente Coronel Luis Danilo Murcia, Comandante de la Escuela, estas pruebas son etapas que los lanceros deben vivir porque tienen un alto valor sicológico, pues les ayudan a superar el miedo, a fortalecer su espíritu y a afianzar la seguridad en sí mismos.

En este momento, con los conocimientos que ha adquirido, el alumno se ha convertido en un combatiente íntegro, capaz de afrontar y sortear exitosamente todas las situaciones adversas que se le presenten en el desarrollo de operaciones de guerra irregular, y lo más importante, un líder capaz de conducir a sus hombres hacia la victoria en el campo de combate.

Cincuenta años de historia

La escuela, alma mater de los Lanceros de Colombia, fue creada el seis de Diciembre de 1955, ante la necesidad de preparar a los combatientes en técnicas de combate irregular para hacer frente a las nuevas modalidades de lucha que utilizaban los grupos ilegales.

Con ese objetivo el Comando del Ejército envió ese año a un grupo de oficiales a Fort Benning, Estados Unidos para adelantar el curso de Ranger, que era considerado en ese momento el más indicado para la adquisición de la técnica de combate irregular, donde se les capacitaría como comandantes de pequeñas unidades para el cumplimiento de misiones especiales.

Con las técnicas y tácticas aprendidas, sumadas a las experiencias obtenidas en el terreno, se formaron los primeros instructores de la Unidad. En los primeros años la escuela entrenó Alféreces, Subtenientes y Sargentos del Ejército y algunos Oficiales y Suboficiales de Infantería de Marina, con el propósito de difundir la doctrina apropiada para contrarrestar la modalidad de combate imperante.

Gracias a la efectividad lograda en la práctica por sus egresados, la fama del curso traspasó las fronteras patrias interesando a las fuerzas militares de otros países, y en 1966 se realizó el primer Curso Internacional de Lanceros, a solicitud de agregados militares acreditados en Colombia.

Desde entonces se ha contado con la asistencia de Oficiales y Suboficiales de Estados Unidos, Venezuela, Perú, Panamá, Honduras, Chile, España, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Bolivia, República Dominicana, México, Brasil, Uruguay, Francia y Argentina.

A través del tiempo la doctrina se ha ido alimentando de las experiencias obtenidas en las operaciones, incorporando materias como combate nocturno, en páramo, montaña, llano y selva, con el fin de mejorar las condiciones que deben tener todos los soldados para maniobrar en diferentes tipos de terreno y lograr una elevada capacidad de combate en las unidades y efectividad en el planeamiento y la conducción por parte de los comandantes.

En 1987, ante la necesidad de capacitar al personal para el combate de selva se construyó el primer fuerte Amazonas en el municipio de Puerto Leguízamo, Putumayo, el cual se constituyó en centro de instrucción para la fase de selva y orgullo de la escuela. Sin embargo, el Comando del Ejército dispuso en 1996 el cierre del fuerte hasta el año 2002 cuando se inauguró el fuerte Amazonas II en su ubicación actual, a veinte minutos en lancha de Leticia.

Desde su fundación, la escuela ha realizado 284 cursos de lanceros, 43 de ellos de carácter internacional en los que han participado alumnos de 17 países, entre los que se destacan Estados Unidos con 117 representantes, Ecuador con 94, Perú con 31 y Guatemala con 27 participantes.

Más de 10.000 hombres han realizado el curso de lancero durante estos 50 años de historia; hombres que llevan en su pecho la lanza y en su espíritu el honor de pertenecer a esta minoría selecta, líderes que se enfrentan a cualquier reto con el alma plena de valentía, elevando la voz para exclamar: “Un segundo de decisión, por una eternidad de gloria. ¡Lancero!”.


Fuente: Ejército Nacional de Colombia


Sobre la Asociación de Lanceros Interlanza

Julio 10 de 2005
Este martes la Asociación Interlanza cumple 20 años agrupando a los lanceros de América Latina

Agrupa a todos los militares retirados y activos que han hecho el curso de lancero.

En diciembre de 1955, cuando el general Gustavo Rojas Pinilla, entonces presidente de Colombia, decidió comprar la finca Tolemaida, ubicada en la mesa de Limones, en Nilo (Cundinamarca), nació el centro élite de entrenamiento de las Fuerzas Militares en el país: la Escuela de Lanceros.

En este lugar hoy funciona el segundo centro de instrucción militar más grande de América Latina, luego de la base de instrucción militar de Chile.

Sin embargo, solo 30 años después se conformó la asociación que agrupa a todos los combatientes lanceros del país y América Latina: la Asociación Interlanza, que mañana cumple 20 años de funcionamiento bajo la tutoría del general retirado Rafael Hernández López.

Empezando 1956, el general Rojas Pinilla ordenó a la cúpula militar que escogiera a los mejores militares que había en el Ejército para que fueran a Estados Unidos, aplicaran para un curso especializado de combate.

Tras cumplir con las instrucción, los militares colombianos debían regresaran al país y trasladar esos conocimientos a los alumnos de la nueva Escuela.

Sin embargo, la misma realidad colombiana aportó elementos reales a la instrucción y fue así como el curso de lanceros se convirtió en algo excepcional en tema de entrenamiento para los militares colombianos y del hemisferio, al punto que hoy cuenta con alumnos de 18 países del mundo, incluidos Estados Unidos y Francia y todas las naciones suramericanas.

‘Lealtad, valor y servicio’

Los lanceros se convirtieron en la Fuerza Especial del Ejército con entrenamiento en pruebas de supervivencia, técnicas de combate, derechos humanos y un lema: ‘Lealtad, valor y sacrificio’.

La celebración de sus 50 años será a finales de año, pero mañana se conmemorará en la Escuela de Caballería, en Bogotá, los primeros 20 años de Interlanza.

"Nuestra asociación pretende hacer un reconocimiento a los hombres lanceros que han hecho y hacen parte de las Fuerzas Militares, y han engrosado las filas de nuestro Ejército, llevando el distintivo más importante de entrenamiento militar", señala el general Hernández, actual presidente de Interlanza, uno de los oficiales que hace unos años integró la cúpula del Ejército.

Interlanza, informa Hernández, cuenta con 2.300 lanceros asociados.

En la celebración de mañana recibirán el distintivo honorario de Interlanza personalidades del país como el ex presidente Julio César Turbay Ayala y la ex ministra de Defensa Marta Lucía Ramírez.

Así mismo será condecorada la actual cúpula militar y los militares que han sobresalido en elcampo de combate.

La ceremonia será a las 11 de la mañana en la Escuela de Caballería, en el Cantón Norte de Bogotá, con asistencia de los mandos militares y el saliente ministro de Defensa, Jorge Alberto Uribe.


Fuente: El Tiempo

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 

Compartir en:

Compartir en Facebook FacebookCompartir en Twitter TwitterCompartir en Tuenti TuentiCompartir en Sonico SonicoCompartir en Digg DiggCompartir en Delicious DeliciousCompartir en Technorati TechnoratiCompartir en Tumblr TumblrCompartir en Google+ Google+

 Asunto:
NotaPublicado: 14 Ene 2007 12:59 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17218
Ubicación: ESPAÑA
Cecilio Andrade escribio:

Conozco a los Lanceros por tres motivos, y a cual mejor.

El primero un curso que di en tu estupendo pais.

El segundo una visita cuando estaba destinado en otra unidad de OE´s.

Y el tercero, uno de mis actuales hombres fue Lancero, y puedo asegurar que es muy bueno, curiosamente se apellida como yo, Andrade.

Gracias por su dedicación Nemo.

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Ene 2007 13:00 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17218
Ubicación: ESPAÑA
CT_Nemo escribio:

Que bien que tienes buen concepto de los Lanceros. :D

Adjunto una foto con tropa de la Escuela de Lanceros en el desfile militar del 2004.

Imagen

La siguiente reseña apareció este fin de semana en la revista colombiana Cromos:

Colombia: Escuela de Guerreros Internacionales

Imagen
DESDE TORRES de 20 metros, los lanceros desafían la gravedad entrenándose en asalto aéreo.

El valor y el arrojo de los boinas verdes que combatieron en África y la resistencia de los rangers americanos los llevó a la cima de las fuerzas especiales de combate en el mundo. De ellos aprendieron los lanceros colombianos en 1955, sin embargo, la historia se revierte y ahora son los colombianos los que les enseñan a los mejores del mundo...

Quinientos extranjeros de 18 países han pasado por los campos de entrenamiento de la Escuela de Lanceros de Tolemaida que acaba de cumplir 50 años. Todos vienen en busca de la instrucción en combate más agotadora que se conoce en el ámbito militar.

Este año son 17 los alumnos que alberga la escuela. Provienen de seis países y al llegar todos pierden sus grados. Aquí no hay ni tenientes ni sargentos, sólo los diferencia su acento. Hay dos norteamericanos, cuatro franceses, cuatro ecuatorianos, un peruano, dos bolivianos y cuatro dominicanos. Al graduarse, habrán obtenido el más alto grado de especialización en combate y podrán dirigir un grupo de comandos para realizar cualquier misión que se les asigne.

Por increíble que parezca, hasta los militares estadounidenses que vienen al país a prestar asesoría a nuestras Fuerzas Armadas, reconocen que sólo en la base militar de Tolemaida pueden encontrar un entrenamiento de alta calidad. Según Jason Conde, ranger del Ejército de Estados Unidos, "aquí tienen la experiencia, los instructores, la organización, el conflicto real y hasta la infraestructura".

La Escuela se ha ido adecuando a las necesidades de la guerra y está a la altura de las mejores del mundo. De sus comienzos, inspirados en los lanceros del coronel Juan José Rondón, que apoyaron las tropas libertadoras en 1819, les queda su lema "lealtad, valor y sacrificio", una especie de mantra militar para darse ánimo durante las diez semanas que dura el entrenamiento.

Uno de los ejercicios más exigentes es el de asalto aéreo, que se practica desde una torre de 20 metros de altura, la única de este tipo en Suramérica. De esta construcción los alumnos se lanzan al vacío agarrados por cuerdas. Bajan al trote por una pared vertical y se deslizan con sus armas desde 17 metros de altura en menos de cinco segundos.

La rudeza del entrenamiento aumenta con el tiempo. Este grupo, por ejemplo, ya pasó 63 extenuantes días que empiezan a las cuatro de la mañana con ejercicio físico. A su llegada a Tolemaida, los combatientes se enfrentan a largas caminatas. No hay uno solo de los extranjeros y de los 84 colombianos que están con ellos que no tenga los pies ampollados.

Luego vienen las jornadas de estudio que se prolongan hasta la una de la mañana. Aprenden a planear ataques, técnicas de inteligencia y se vuelven expertos en combate urbano y nocturno.

Pero lo más exigente viene después: la selva. La idea es que puedan sobrevivir en cualquier terreno y bajo cualquier condición.

Fueron 21 días caminando con el agua al cuello, durmiendo en el monte y aprendiendo a moverse sin ser detectados. Durante tres días tuvieron que atravesar una isla, nadar por el río Amazonas y comer gusanos para poder mantenerse en pie.
A
un así les quedan fuerzas para seguir en la escuela. Allá los esperan las pistas de obstáculos y la mirada severa de los instructores. "Los colombianos tienen mucha experiencia en guerra irregular y eso nos ha servido porque los terroristas piensan igual en cualquier parte del mundo", explica el sargento Jacques Riesen, de Francia.

A ellos los mandaron aquí con misiones concretas. El sargento boliviano Gerson Taborga tiene clara la suya. "Hemos sabido de presencia de las Farc en zonas cocaleras de mi país. Quiero aprender para enseñar a otros".

Los ecuatorianos, en cambio, vienen a prepararse para un posible conflicto con las fuerzas insurgentes colombianas con presencia en la zona de frontera.

Los dominicanos se preparan para un posible conflicto interno. Al peruano lo premiaron con una beca. Los franceses vinieron como parte del entrenamiento que usarán en Guayana donde la Legión Extranjera tiene uno de sus regimientos.

Los dos norteamericanos se concentraron en los temas de inteligencia. Para Conde, lo mejor es el apoyo y la explicación de los instructores. "Con lo que aprendí aquí estoy listo para volver a Iraq". En cuanto llegue a Estados Unidos tendrá dos semanas de descanso y regresará al Oriente.

Esta semana se gradúan para completar la promoción número 45 de extranjeros de Tolemaida. Ya son 18 los países que envían sus combatientes a Colombia. Por eso, por la oficina del coronel Luis Danilo Murcia, comandante de la escuela, pasan cada año más solicitudes de ingreso. Para los próximos cursos ya hay candidatos de Israel y Brasil.

El curso incluye 21 días de severo entrenamiento en la selva amazónica.


Fuente: Revista Cromos

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Ene 2007 13:01 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17218
Ubicación: ESPAÑA
zaragoza escribio:

HOLA:


Que buenas informaciones nos esta aportando CT Nemo. Los Lanceros son el cuerpo más afamado de Colombia y dice mucho de la calidad de su entrenamiento la variedad de naciones que envian representantes a superar su curso.

Completamente cierto el hecho de que en Colombia hay buenos instructores, han sabido aprovechar lo mejor de diferentes cuerpos especiales de otros paises, lo han adaptado a la situación concreta que vive Colombia y tienen (por desgracia) un conflicto enquistado desde hace ya demasiados años con salvajadas como las del Club El Nogal

Con ese nivel de adiestramiento, con esa humildad en el aprendizaje, con esa tenacidad de la población, con firmeza política y con ayuda de sus aliados internacionales deben de vencer a los narcoterroristas.

Agradecer al usuario CT Nemo el gran nivel de los artículos que esta colgando y animarle a que siga en esa linea de calidad.

Un cordial saludo para el otro lado del Atlántico

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Ene 2007 13:02 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17218
Ubicación: ESPAÑA
CT_Nemo escribio:

ricardo escribió:
Ct nemo como esta, primero que todo quiero felicitarlo por sus artículos, me parecen muy buenos y lo mejor de todo siempre a favor del las fuerzas militares dejando al descubierto el flagelo narcoterrorista por el que estamos pasando.
Aprovecho entonces para comentarle que Colombia tiene un batallón operativo de lanceros llamado aglan o agrupación de lanceros, es aerotransportado y su base queda en apiay, además tiene la misma conformación de los batallones ranger americanos y fue entrenado y equipado por estos.


Estimado Ricardo, quisiera pedirte que profundizaras más en este tema. Yo había escuchado hablar de la AGLAN pero no he podido saber más de lo que tu ya has señalado. ¿Cuantos son, en que operaciones han participado, de quien dependen, etc? qué más sabes?

Saludos,


CT_Nemo

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Ene 2007 13:03 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17218
Ubicación: ESPAÑA
ricardo escribio:

La agrupación de lanceros es una unidad convencional pero de carácter especial similar a los ranger de eeuu, fue creada no hace mas de cuatro años y esta destacada en la base militar de apiay, sus misiones son generalmente aerotransportadas y trabaja mancomunadamente con el bacoa, el bfeim y los comandos aéreos “que son comandos de rescate de la fuerza aérea”, a diferencia del bacoa y el bfeim que cumplen misiones de reconocimiento especial y acción directa, esta unidad solo cumple misiones de acción directa con énfasis en la consolidación de objetivos mayores, para conocimiento de ustedes los resultados operacionales del ccope siempre se mantienen en secreto o se le adjudican a otra unidad, es por esto que muchas de la misiones quedan cubiertas o le son certificadas a brigadas o divisiones.

Gracias.

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Ene 2007 13:04 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:56
Mensajes: 17218
Ubicación: ESPAÑA
PÁJARO73 escribio:

OYE CT NEMO LOS "COMANDOS AÉREOS" DE LOS QUE HABLAN EN LA ACLARACIÓN DE LA AGLAN SON LA AGRUPACIÓN ÉLITE DE FUERZAS ESPECIALES DE LA FUERZA AÉREA COLOMBIANA ES
LA AGRUPACIÓN DE COMANDOS ESPECIALES AÉREOS "ACOEA" Y ELLOS CUMPLEN FUNCIONES DE:

SAR Y C-SAR: BUSQUEDA Y RESCATE Y BUSQUEDA Y RESCATE EN COMBATE.

L-RAI: LIBERACIÓN DE REHENES EN AERONAVES EN INTERFERENCIA ILÍCITA

D-TEPA: DESTRUCCIÓN Y/O NEUTRALIZACIÓN DE BLANCOS CON TIRADORES ESCOGIDOS DE PLATAFORMA AÉREA.

D-CAAC: DESIGNACIÓN DE BLANCOS CON CONTROLADORES AÉREOS AVANZADOS DE COMBATE

D-OPAN: DESTRUCCIÓN Y/O NEUTRALIZACIÓN DE BLANCOS QUE AFECTEN EL PODER AÉREO NACIONAL.

y se mantienen en entrenamiento constante y en operaciones que han dado muy buenos resultados en la lucha que hoy por hoy vivimos en Colombia.

PÁJARO 73.

_________________
"Si deseas la paz, preparate para la guerra"
Imagen
Normas del Foro
Hilo de presentaciones
A que cuerpo perteneces?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Mar 2007 12:59 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:36
Mensajes: 5781
Shogun23 escribio:


Hola Lanzas , presentandome en este foro a orden.

Como uds deben saber nuestras FFMM se encuentra librando una guerra contra las organizaciones narcoterroristas FARC/ELN/AUI , la cual a tomado en los ultimos años un giro a nuestro favor el cual se ha traducido en un repliegue de estos bandidos hacia zonas del sur del pais inospitas y muy alejadas de los principales nucleos urbanos , todo esto debido a nuevas tacticas de combate COIN , donde con asesoria de fuerzas especiales de los US Green Berets , Navy SEALS y SAS Britanicas nuestras fuerzas han adquirido tal grado de profesionalismo con operaciones de comandos y fuerzas especiales de busqueda , castigo y destruccion de objetivos puntuales , ahora no se trata de capitalizar grandes bajas de terroristas rasos sino de dar de baja a los cabecillas y a sus infames auxiliadores , aqui no se trata de capturarlos sino de darles baja y asi desmotivar a la guerrillerada , lo cual se ha traducido en grandes deserciones y capturas de redes de apoyo urbanas y rurales.
Ahora en el sur del pais se esta librando la operacion OMEGA del plan patriota y con la creacion de los comandos conjuntos , estamos cortando las rutas de suministros y corredores estrategicos de los bandidos en el sur del pais , la cual es una zona de jungla los cual hace muy dificil estas operaciones pero los resultados ya se ven en el marco de la politica de seguridad democratica del actual gobierno , esta es una guerra contra el narcoterrorismo que estamos librando y la estamos ganando.

Imagen

Tirador designado , con un sniper rifle Barret antimaterial de 0.50


Imagen

Soldados del Batallon de alta Montaña.

Vean esto sobre los comandos Colombianos

Citar:
Cita:
EL TIEMPO

Octubre 16 de 2005

En las selvas del Guaviare está la feroz escuela de los comandos del Ejército Nacional

EL TIEMPO y Citytv tuvieron acceso al centro de instrucción, donde las pruebas incluyen la simulación de un secuestro y un entierro en vida.

En las selvas del Guaviare, los 60 mejores hombres de la Armada y el Ejército son secuestrados cada año por su propio bien.

El plagio es una simulación y hace parte del entrenamiento al que se someten los más destacados oficiales y suboficiales de ambas fuerzas para obtener la codiciada boina roja de los Comandos de las Fuerzas Especiales.

Su secuestro masivo es el ingrediente más fuerte de una prueba de resistencia. Son 10 días abandonados en la selva, sin comida y en precarias condiciones físicas y sicológicas.

Este rudo entrenamiento, que cada seis meses reúne a 30 aspirantes, se inicia con un bautizo al estilo del que realizan los Nukak Makú, la última tribu nómada del mundo que vivió por 3 mil años en las tierras donde hoy está la escuela de comandos.

Los militares le dan un sorbo a la bebida sagrada de los Nukak, una especie de chicha fermentada con los secretos de la manigua, y la selva se convierte en su casa.

Por cada semana de entrenamiento, se deben pasar dos obstáculos en la pista de Comandos de Selva, que en total tiene 20. Al final del curso, la pista se debe cruzar en menos de 9 minutos.

La prueba del cementerio

Una de las pruebas más temidas es la del cementerio. Aunque el curso que fue acompañado por EL TIEMPO no estaba en la etapa para realizarla, un video de la escuela demuestra en qué consiste.

Fosas de 60 centímetros de profundidad son preparadas frente a los hombres. Los alumnos se acuestan en ellas y la tierra les empieza a caer; en cuestión de minutos están totalmente cubiertos y solo un tubo de plástico que sujetan con sus bocas les permite respirar.

Allí deben permanecer una hora, de lo contrario perderán la prueba. Un capitán les pregunta si están bien y cuando algo falla, ellos gimen a través del tubo para que los desentierren.Aquellos que no logran pasar alguno de los ejercicios deben someterse al consejo académico que determina si el alumno debe seguir o no.

“La boina no es un accesorio. Es un símbolo de inteligencia”, señala el coronel Jorge Hoyos, comandante de la Escuela.

Al final, algunos terminan con esguinces, hematomas o lesiones menores, pero con “la moral”, como la llaman ellos, de hacer parte del grupo de hombres más duros de las Fuerzas Militares.

JINETH BEDOYA LIMA
Enviada especial de EL TIEMPO
GUAVIARE



lINK:

http://eltiempo.terra.com.co/judi/2005- ... 71682.html

Saludos :twisted:

http://www.unffmm.com/

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Mar 2007 13:00 
Desconectado
Site Admin
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ene 2007 15:36
Mensajes: 5781
Cuervo escribio:

Hola y bien venido seas SHOGUN23.

Me has recordado varios cursos en donde han asistido como invitados varios Colombianos, sobre todo eran oficiales Capitanes.

Y también me has recordado que hay gente nuestra en la Embajada en Bogotá.

Un saludo y esperemos verte por estos lares.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 19 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron


Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
El Foro Fauerzaesp se nutre gracias a sus usuarios ||Fauerzaesp
 
Creditos