Entrevista al Doctor Alvaro Pemartin de la Calle (alias “BarondeLarrey”)

Salvar vidas conlleva dos tareas; prevención y reacción. Y no, no hablamos esta vez del monopolio de la violencia, si no más bien del monopolio del conocimiento; que nos permite saber como prevenir y actuar ante una herida de guerra o un posible atentado durante un partido de fútbol.

El entrevistado de hoy se ha forjado una reputación en el foro a base de hacer crecer uno de los temas que más nos preocupan a muchos; MEDICINA TACTICA. Porque detrás del usuario BarondeLarrey se encuentra el Doctor Alvaro Pemartin de la Calle que ha recorrido medio mundo especializandose y ejerciendo la Medicina de Emergencia desde Sierra Leona hasta Londres.

Es un honor tener la oportunidad de realizar una entrevista de esas que raramente se leen y a pesar de que es raro no ver en el telediario alguna de las intervenciones que se hablan en ella.

Medicina tactica en zonas de conflicto

(También puedes leerla o descargarla en archivo PDF desde este enlace)

1.- Háblanos brevemente de ti:

Vaya por delante que todavía no tengo muy claro que pinto yo en la portada de fauerzaesp al lado de gigantes de estos temas como el Maestro Andrade o el mismísimo Nube Negra. Además, sigo pensando que hay foreros con entrevistas mas interesantes que las mías, pero bueno, el mando en su superior conocimiento sabrá lo que hace…Yo empecé, como creo que muchos otros, con el voluntariado. Soy voluntario de Protección Civil (ahora como no soy residente en España, consto como colaborador de mi agrupación) desde hace 25 años y de mi Cruz Roja desde 20. En mis tiempos mozos también pase varios años como Monitor del Movimiento Scout donde me empecé a interesar por las actividades al aire libre. Me licencié en Medicina y empecé a trabajar como Jefe de Equipo de Emergencias Prehospitalarias y como Médico Coordinador en la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias de Andalucía (EPES – 061). Allí formé parte del Equipo de Trabajo de Asistencia a Múltiples Victimas y del Grupo de Respuesta a Riesgos Tecnológicos donde recibí cierta formación NBQR. Además participé en una misión humanitaria en Pakistán, como miembro de EPES pero bajo el paraguas de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional) . Por aquella época entre a formar parte del Grupo de Espeleosocorro de la Federación Andaluza de Espeleología. Aunque fue un periodo muy breve fue una época muy interesante y allí conocí al Germán Pérez Burgos, gran rescatador y mejor persona Caballero Legionario fallecido en un atentado con IED en Afganistán En 2007. Un día en la red me encontré que la agrupación de Reservistas Voluntarios a la que pertenecía en Extremadura organizaba un Raid en su homenaje y me puse en contacto para colaborar con ellos en lo que fuera posible. Me invitaron (fue una experiencia alucinante) y a partir de ahí entré en contacto con el mundo de la RV y colaboré como médico en varios Raides de RV de distintas agrupaciones. A raíz de estas colaboraciones y también como profesional de las emergencias me empecé a interesar por la medicina táctica y descubrí fauerzaesp. En el foro participo sobre todo en el hilo de medicina táctica, el único donde me siento capacitado para aportar algo, pero leo mucho de otros muchos hilos donde no hay ocasión que no aprenda algo de los aportes de tanta gente de tanta calidad. Después de seis años de trabajo en España comencé a trabajar para una empresa de emergencias internacionales y en los últimos seis años he podido trabajar en los cinco continentes; en Europa en las Islas Hébridas en Escocia y en Kosovo (en una misión en la base de la OTAN de Novo Selo), en África en Sierra Leona (en dos ocasiones, la primera en 2011 y la segunda durante la crisis del Ebola), Guinea Conakry, Mauritania y Guinea Ecuatorial , en Asia en Indonesia y Pakistán, en Oceanía en la isla de Manus en Papúa – Nueva Guinea y en América en las Islas Malvinas/Falklands.

Soy miembro de IAEM (Asociación Internacional e Gestores de Emergencias), la SEMES (Sociedad Español de Emergencias) y de la ISCRAM (Sociedad para el estudio de los Sistemas de Información de Gestión de Emergencias y de Resolución de Crisis). Formo parte del Consejo Editorial de la Crisis Response Journal y de la Revista “Pure Survival”. Soy Académico Correspondiente en el Extranjero de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras y coordinador del área de Astrobiología de la Agrupación Astronómica Magallanes.

2.- ¿Por qué especializado en Medicina en Áreas Remotas?

En España, como probablemente sabréis NO existe la Especialidad Médica de Medicina de Urgencias y tras unos años decidí cambiar de aires e intentar especializare en Urgencias en algún país donde si exista esta especialidad como Reino Unido, Australia o Canadá. Mientras baraja ofertas me ofrecieron un contrato de seis semanas como médico en Lumsar, Sierra Leona y acepté. Allí, por cierto, trabé una magnifica amistad con el padre Manuel García Viejo, misionero de la Orden de San Juan de Dios que posteriormente fallecería durante la epidemia de Ebola. Lo que iban a ser seis semanas se han convertido en mas de cinco años de misiones por todo el mundo (desde las montañas de Escocia a una base NATO en Kosovo, un campo de acogida de inmigrantes del gobierno australiano en una isla del Pacifico o el desierto de Mauritania). Y al cabo de este tiempo la Medicina Remota se ha convertido en mi trabajo diario. Al fin y al cabo es una mezcla de medicina de urgencias hospitalarias y prehospitalarias, medicina del trabajo, medicina tropical (sin olvidar algo de medicina táctica) y mucho, mucho de logística. Eso si, ya va llegando la hora de asentarse y llevar a cabo el plan inicial de especializarme en Urgencias de manera formal.

3.- Vivencias trabajando 5 años en el servicio de ambulancias del 061 de Cádiz. ¿Que te aportó el 061?

Fue mi primera experiencia profesional. Mi bautizo de fuego de manera casi literal. Yo acabé la cerrera un viernes y al martes siguiente estaba montado en una UVI móvil tratando pacientes. Yo siempre explico que es como si sacas a un chaval de un club de juveniles y de repente lo pones a jugar en el primer equipo del Madrid o del Barça. Un verdadero lujo. Porque de lo que no me cabe duda es que en España se hace una medicina prehospitalaria que está por derecho propio entre las mejore, si no la mejor, del mundo. Y con esa élite de la medicina tuve la suerte de trabajar durante seis años. Por supuesto que aprendes medicina pero sobre todo aprendes a “hacer medicina” a poner en práctica los conocimientos que traes (y los que vas adquiriendo día a día hasta el final) Y sobre todo aprendí que en emergencias, en “la calle” ese esencial la coordinación de todos los intervinientes. Somos muy buenos cada uno en lo nuestro pero cuando llega la hora de responder a una situación donde la prioridades sobre la seguridad del incidente, le rescate a las victimas y la asistencia sanitaria se solapan, es donde los cuerpos de seguridad, los equipos de rescate y contra incendio y los servicios sanitarios deben colaborar para dar la respuesta óptima.

Médico en zona de conflicto

4.- ¿Qué destacarías de tus 5 años como médico en áreas remotas y trabajando en un ambiente internacional? ¿Qué te ha aportado personal y profesionalmente la MIRA?

Personalmente han sido una experiencia extraordinaria, he tenido la oportunidad trabajar en gran variedad de contextos y culturas, de conocer a gente maravillosa, de crecer tanto intelectual como espiritualmente. Y también hubo veces donde me he sentido casi al límite y he llegado a descubrir facetas de mi mismo que no conocía.

Profesionalmente he podido trabajar en entornos muy diferentes; la selva, el desierto, la montaña, incluso plataformas petrolíferas en mitad del océano… He aprendido mucho de gente con una formación y experiencia profesional muy diferente a la mía y eso enriquece muchísimo. También he aprendido que en muchos casos la situación clínica del paciente solo es una de las variables de la emergencia y la logística necesaria o la seguridad del lugar del incidente son las que dictan la actuación. He aprendido a ser menos tajante y comprendes que a veces el oficial de seguridad, que es además responsable de mi integridad, es el que debe decidir la ruta y el momento de la evacuación aunque la gravedad del paciente indique otra cosa. Al principio me costó, pero poco a poco he aprendido a moverme en otros parámetros, no solo los sanitarios y he aprendido a “leer” cada situación no solo con los ojos de un médico.

5.- ¿Cómo afecta a la medicina de urgencias y prehospitalaria los atentados tipo 11M y 13N??

Este tipo de incidentes son un duro aprendizaje de varias cosas. La primera es que desgraciadamente el terrorismo es uno de los riesgos para los que tenemos que estar preparados hoy en día en nuestras ciudades. Además nos obliga a estar preparados a un tipo especial de actuación donde, algo muy inusual en el entorno urbano habitual, la asistencia sanitaria no viene dictada únicamente por las necesidades de los pacientes y los sanitarios tenemos que esperar a que se asegure la zona antes de actuar a veces teniendo a pacientes críticos a la vista y a distancias que nos parecen accesibles.

6.- Qué lecciones debe aprender España del 13N desde el punto de vista de la medicina pre hospitalaria??

Lo primero es que no es solo el 13N y París, desgraciadamente la lista de ciudades golpeadas por el terrorismo no es precisamente corta; Nueva York, París, Bruselas, Bali, Boston, Nairobi, Mumbai…de todas ellas hay que aprender. En mi opinión la respuesta al atentado en la Maratón de Boston en 2013 es un ejemplo de cómo los esfuerzos en la preparación y la planificación a largo plazo, aunque puedan parecer una pérdida de tiempo y recursos, al final salen rentables. Aunque cada uno de estos incidentes es peculiar e incomparable en muchos sentidos, de todos podemos sacar conclusiones; aunque es importante disponer de equipos (tanto policiales como sanitarios) equipados y entrenados para atender situaciones especiales, es esencial que los equipos de primera línea, los que están constantemente “en la calle” también reciban cierta formación sobre cómo responder en los primeros instantes de un incidente de este tipo mientras vienen los grupos de “élite”. Muchas veces, la actuaciones de los primeros intervinientes en estos momentos iniciales son determinantes para la resolución final y para la supervivencia de muchos de los heridos. Además de esta respuesta inicial pues las lecciones aprendidas ya en tantos incidentes; coordinación entre servicios, buen uso de comunicaciones, planificación previa, ejercicios entre distintos cuerpos, formación multidisciplinar…

Alvaro en Africa con colaboradores

7.- Sierra Leona. Vivencias en el país

Sierra Leona fue el primer país de África en el que trabajé como “Médico remoto” y unos años más tarde, mi experiencia en el país me permitió volver durante la epidemia de Ébola. En la segunda ocasión trabajé para el Alto Comisionado Británico. Hasta nuestra llegada el apoyo sanitario a todo el personal diplomático, militares, miembros de ONGs y universidades, lo daban las FAS británicas desde el buque de la Flota Auxiliar RFA Argus. Cuando se marchó fue el equipo del que yo formaba parte el responsable de implementar el servicio de helicóptero de emergencias sanitarias para pacientes no ébola y coordinarnos con el equipo sanitario de Naciones Unidas (responsables de los casos de ébola). Fue una experiencia muy intensa, como médico y como interesado en la gestión de emergencias. Sobre todo me pareció fascinante la respuesta local, que con pocos medios pero con mucho talento, dedicación y valentía (el personal sanitario fue de los grupos más castigados por el virus) fue esencial para contener lo que podría haberse convertido en una verdadera pandemia. A nivel de gestión pues aprendimos a enfrentarnos a problemas totalmente nuevos sobre la marcha y a improvisar tanto a nivel táctico, adaptando nuevas técnicas y protocolos como a nivel estratégico analizando las posibles respuestas al riesgo al que nos enfrentábamos.

8.- El control del sangrado. Para policías, bomberos y servicios de emergencias médicas.

Bueno, sabes que este tema es casi una cruzada personal. Que un paciente se muera desangrado sin un torniquete, ya sea por un herida de arma blanca, un disparo o por una herida abierta tras una accidente de carretera ya debería sonarnos tan negligente como si un niño muere ahogado enfrente de un par de policías sin recibir soporte vital básico. El control de sangrado externo es sencillo y salva vidas. Los servicios de emergencias sanitarias debemos fomentar su enseñanza a bomberos y policías y estos debería recibir esta formación en sus lugares de trabajo o, al menos, autoformarse.

9.- El consenso de Hartford. ¿Lo veremos aplicado en España de manera proactiva?

En mi humildisima y probablemente equivocada opinión, aún queda algún tiempo para ver este tipo de protocolos asentados. Por un lado porque aún seguimos viendo a las FCSE y a las FAS como un elemento aparte de la sociedad, y a veces, de los mismos servicios de emergencias. Y puede que algunos opinen que las FCSE y las FAS también tengan algo de culpa a la hora de no integrarse más en instituciones “civiles” pero bueno no es este el sitio para esta discusión…Al final no termina de cuajar esa sintonía que hay en otras sociedades entre sus uniformados y el resto de la sociedad. El tema de la RV es para mi un ejemplo desalentador pero muy certero de nuestra situación. En el Reino Unido, por poner un ejemplo de lo que conozco, existe hasta una unidad de sanitarios (el 144 Medical Squadron) formada por médicos, enfermeros, y paramédicos todos con capacitación paracaidista que unen a sus habilidades sanitarias civiles la aero transportabilidad que les dan las Fuerzas Armadas. Imagina la capacidad de resolución y de despliegue de una entidad como esa…Pues ese concepto en España es hoy en día totalmente impensable. En este ambiente es difícil asentar un protocolo que coordine elementos civiles y militares/policiales. Me consta que en el día a día, en las “trincheras”, cuando nos enfrentamos a incidentes donde hace falta coordinar fuerzas de seguridad, de rescate y equipos sanitarios el entendimiento, la mayoría de las veces, es casi inmediato y la mentalidad imperante es la de resolver la situación de la mejor manera posible siempre pensando en los afectados. Pero a la hora de implantar a nivel regional o nacional una serie de directrices sobre algo tan complejo como la respuesta a tiradores activos la cosa no es tan fácil. Y más teniendo en cuenta la que yo llamo la “Controversia de Armagedón”. Parece ser que durante el rodaje de la película Armagedón, donde el Gobierno de los Estados Unidos contrata a un grupo de expertos en perforación para subir a un asteroide y colocar en su interior una bomba nuclea, alguno de los actores consideró que era un poco irreal formar a perforadores como astronautas cuando era mucho más sencillo formar astronautas como perforadores y llegaron a planteárselo al director. El director les contestó la primera versión era mucho más “cinematográfica”…En realidad este ejemplo un poco simplón sirve para plantear esas situaciones donde hace falta ciertas habilidades que habitualmente son propias de otro colectivo. Ante un tirador activo, ¿Formamos a un policía en primeros auxilios? ¿Formamos a un sanitario en respuesta policial? En España, por ejemplo, ya tenemos muy buenos ejemplos en equipos de rescate en montaña (de los que hablaré más abajo) pero cuando nos planteamos la asistencia sanitaria (y el rescate de víctimas) en entornos “tácticos” la resolución es algo más compleja. Entre otras cosa, como digo, por que tenemos demasiada compartimentada ciertas habilidades. Por supuesto que hay técnicas y conceptos propios y exclusivos de ciertos servicios pero creo firmemente que se pueden (de hecho es algo habitual en muchos países de nuestro entorno y de fuera de él) solapa algunas de ellas. Cualquier policía o bombero debería saber controlar una hemorragia, al igual que un sanitario debe saber usar un extintor o trabajar con un chaleco antibalas. Si, me consta que hay unidades policiales y militares que están muy bien formados en técnicas sanitarias, pero primero la cooperación con equipo sanitarios civiles debería ser constante, continua, no hacerse casi “a escondidas” y segundo, algunas de esas capacidades deberían extenderse a toda la escala. Esta genial que nuestra UEI, según me cuentan, tenga una capacidades altísimas en medicina, pero hay que lo que me preocupa es que el agente de tráfico de un pueblo perdido sea capaz de colocar un torniquete a un motero que se ha abierto la pierna en un accidente con la misma naturalidad con la que regula un cruce.

Colaborando con el gobierno inglés

10.- El torniquete. Tan denostado tantos años y tras el 11S de máxima vigencia y máxima recomendación

Yo aún recuerdo la época en la que, hace muchos años ya, siendo monitor de primeros auxilios de Cruz Roja y de Protección Civil enseñaba que el torniquete era algo absolutamente contraindicado. Y lo enseñaba porque estaba firmemente convencido de ello. Poco a poco empecé a profundizar en la asistencia al trauma grave y e la medicina táctica y comprobé como, sobre todo apoyada por la evidencia científica obtenida gracias a las experiencias en combate resurgía como un elemento eficacísimo de control de hemorragias. En nuestro contexto, quizás por tantos años de dogmatismo sobre este tema y por que no hay tanta permeabilidad de ideas y conceptos entre la medicina militar y la civil como en otros países, quizás ha tardando más en ser aceptado, pero me consta que ya forma parte de protocolos sobre trauma de casi todos los servicios y no falta en ambulancias y mochilas asistenciales. Ya solo nos queda el último paso, que también forme parte de protocolos, de la formación y del equipo de bomberos, militares y agentes de las FCSE.

11.- SAMUR PC de Madrid.

Tengo buenos amigos entre los profesionales y voluntarios del SAMUR PC de Madrid y he llegado a participar en algunos de sus simulacros. Como muchas veces comento cuando hablo con ellos, su servicio no debe ser para el resto de España un espejo donde reflejarse sino más bien una pizarra de la que se tomen notas. El SAMUR cuenta con unos medios materiales y humanos que no están alcance de casi ninguna otra ciudad española y, aunque parece que a medio o largo plazo esta situación va a cambiar, es un servicio exclusivamente dedicado a la asistencia de emergencias vitales en la vía pública y en edificios públicos. Esto le permite centrarse en un perfil bastante específico de asistencia. Y si bien Madrid es la ciudad más poblada de España (algunos barrios de entrarían por si mismos en la lista de las ciudades más pobladas de España) todos los recursos necesarios para atender a esta ingente población están localizados dentro del área metropolitana de Madrid. Muchos otros servicios sanitarios locales, provinciales y regionales tiene sus recursos desplegados en áreas mucho más amplias. Estas peculiaridades logísticas y geográficas no ensombrecen el hecho de que el SAMUR (y el SUMMA) son unos servicios sanitarios de urgencias del máximo nivel, comparables a cualquier servicio sanitario de cualquier otra ciudad europea o mundial. Pero mas que calcar sus procedimientos y su material lo que debemos es estudiar los conceptos que manejan. Por ejemplo no podemos pretender contar con los recursos materiales y el personal dedicado a sus descontaminación de riesgos tecnológicos pero si debemos contar con personal entrenado en estas asistencias y si algún servicio no puede contar con medios propios de descontaminación debe estar perfectamente coordinado con el servicios (Bomberos, FCSE, FAS) que tenga esta capacidad en su área de intervención. Y hay otra áreas del SAMUR, como los equipos DEPA (Dispositivos Especiales para Preventivos Antisociales), basados en la estrecha cooperación entre personal sanitario y unidades de intervención policial. Algo que considero una magnífica idea perfectamente exportable, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada localidad, a cualquier servicio.

12.- Unidad Central de Paramédicos del Servicio de Ambulancias de Londres.

He trabajado sobre el terreno con Paramédicos, profesionales y voluntarios, en varias ciudades europeas pero con el LAS (London Ambulance Service) solo he coincido en congresos y talleres. Además de alabar la calidad de sus profesionales creo que lo que he dicho hablando del SAMUR es aplicable a este caso. Eso sí, si antes era obvio que una pequeña capital de provincias no puede comprarse con el SAMUR , lo mismo ocurre si intentamos comparar el SMUR con el LAS. El área a cubrir, los medios disponibles, las amenazas,…son sensiblemente diferentes. Y, enlazando con lo que hemos comentado hablando del Consenso de Hartford, el contexto y la sociedad en la que se desarrollan no son los mismos. La británica, y en especial la londinense, es una sociedad más sensibilizada a la amenaza terrorista, más apegada a sus servicios de emergencias en general y a sus FAS en particular y que además tiene la ventaja de contar en sus filas con bastante personal sanitario con experiencia real en asistencia sanitaria al trauma grave tras su paso por Iraq y Afganistán. Allí, el intercambio de ideas y de experiencias entre civiles y FCSE y FAS es algo normal y por tanto la asistencia a incidentes donde confluyen amenazas a la seguridad y la intervención conjunta de profesionales sanitarios y de rescate con personal armado (ya sea policial y militar) es algo que se hace de forma mucho más natural y fluida. Por tanto, siempre teniendo en cuenta las obvias diferencias, considero que son lecciones que no nos vendrían mal ir poniendo en práctica. Recomiendo encarecidamente la lectura de Manual de Respuesta a Incidentes Graves del LESLP (London Emergency Services Liaison Panel, Panel de Coordinación de los Servicios de Emergencias de Londres) como ejemplo de coordinación entre servicios muy diferentes y como ejemplo de estructura de respuesta en tres niveles: Local (Bronce), Táctico (Plata) y Estratégico (Oro). Un plan que ha mostrado su eficacia en varios incidentes de distinta índole, incluso los atentado del 7J.

alvaro-medicina-tactica-6

13.- Qué opinión te merece el triage en un incidente con múltiples víctimas. He leído pros y contras.

El triage, es decir, la clasificación de heridos según la probabilidad de supervivencia de cada víctima de acuerdo con los recursos necesarios disponibles para su asistencia, es una herramienta más de la asistencia sanitaria a múltiples víctimas. Es una técnica. Y como tal, debemos dominarla y, lo que a veces es más importante, saber cuándo es conveniente aplicarla y cuando es incluso contraproducente. Al igual que es importante que un agente de policía sepa usar su arma, es incluso más importante que sepa cuándo usarla y cuando no. Considero igual de erróneo usar un arma para una situación que podría ser controlada con algo de calma y persuasión que no usarla en un incidente donde la potencia de fuego sea imprescindible para reducir una amenaza evidente para los agentes o las víctimas inocentes. Lo mismo ocurre con el triage. Un accidente entre un microbús y un turismo con 8 víctimas criticas en el centro de una gran ciudad es probable que pueda ser resuelto sin con los medios disponibles en ese mismo momento. Con más medios desplegados que víctimas por atender, el triage se hace algo superfluo y puede que llevándolo a cabo se consuma un tiempo precioso que debería dedicarse a la estabilización y traslado de pacientes. Ese mismo incidente en una carretera comarcal supone una carga extraordinaria para los servicios sanitarios más cercanos y es probable que no haya recursos suficientes para atender a todas las víctimas y por tanto la única solución es optimizar los recursos decidiendo a qué víctima debemos atender primero. Aunque eso suponga no atender a algún paciente que, en otras circunstancias si sería atendido. La controversia con el triage deriva de los muchísimos factores que intervienen en una situación de este tipo; número y tipo de victimas, recursos disponibles, distancia de los recursos movilizables más cercanos y de los hospitales de destino, experiencia del personal asistencial… y sobre todo del hecho de que no existe una respuesta correcta para estos incidentes, ni siquiera una vez ocurrido. Incluso en la fase de análisis es difícil determinar si la decisión de triar o no, o si se priorizó bien a los heridos son elementos que suscitan discusiones acaloradas que aunque nos aportan valiosas lecciones no suelen resolverse de una manera definitiva.

14 – Que te parece que la red Atlas de la UE haya creado a finales de 2012 un área de trabajo dedicada a la TECC liderada por la DSI de Holanda??

Para los interesados en la Medicina Táctica y en la TECC es una magnífica noticia porque nos hace pensar que tenemos razón, nos anima a seguir trabajando en este campo. En mi caso es un arma más para convencer de la necesidad de formar en Medicina Táctica para FCSE al mayor número posible de agentes. Además de inspiración, este área de trabajo debe servir de banco de pruebas, de fuente de ideas para que los servicios policiales de toda Europa ofrezcan un servicio óptimo en todas aquellas actuaciones donde sea, desgraciadamente, preciso aplicar técnicas sanitaria de emergencia en situaciones tácticas.

15.- Cómo se trabaja y gestiona la medicina en un evento de Moto GP. Jerez y el motociclismo van intrínsecamente unidos

Aquí me tocas la fibra sensible porque la asistencia y coordinación al GP de Jerez forma parte de mi faceta asistencial, tanto voluntaria como profesional. Es algo que he visto crecer a medida que también yo me desarrollaba como médico y gestor de emergencias. La palabra clave en un evento de este tipo es, una vez más la coordinación. Coordinación entre los distintos servicios de emergencias (sanitarios, bomberos, CNP, GC, Policías Autonómicas y Locales), coordinación entre entidades privadas y públicas, coordinación entre los políticos que deciden las prioridades con los gestores y técnicos que están sobre el terreno, coordinación de los portavoces y responsable de la asistencia con los medios de comunicación. Son eventos tan grandes que todos debemos ser conscientes de la importancia de todos los intervinientes y de cada, una vez demostrada la calidad de cada servicio, la clave está en como los distintas instituciones trabajan en común. Por supuesto los servicios sanitarios deben estar preparados para realizar su labor de diagnosticar y tratar pacientes. Pero en estas circunstancias la práctica puramente médica es solo una parte de la asistencia, y a veces poder contar con personal de FCSE que nos aseguren una zona de trabajo es casi tan importante como contar con el material de inmovilización del tamaño adecuado. Y por supuesto, la planificación. Si bien lo más vistoso es el despliegue de medios y la respuesta, el trabajo duro se hace en reuniones y mesas de trabajo analizando los riesgos y preparando las respuestas. Los agujeros en la planificación y preparación en la tragedia del Madrid Arena, por ejemplo, son un doloroso recordatorio de la necesidad de estar preparados. Y que si no se ha trabajado en esa planificación, las consecuencias pueden ser irreparables.

16.- Las heridas de asta de toro.

Por mi trabajo he tenido la oportunidad de asistir como médico a varios espectáculos taurinos. Afortunadamente nunca he tenido que atender una cornada de gravedad pero sí algún que otro traumatismo ocasionado por las carreras por agresiones del propio animal. Lo que me parece llamativo de este tipo de asistencias es la similitud de que tienen con la medicina táctica. Ante una herida por asta de toro con el animal bravo presente en las inmediaciones, el protocolo a seguir es similar, por supuesto salvando siempre las distancias entre los dos tipos de actuación, al de la medicina táctica. Nos encontramos con una víctima, a veces bastante cercana a nosotros a la que no podemos acceder por existir un peligro evidente. Existe un riesgo inminente, dinámico, que nos obliga a aplazar la intervención sanitaria, a dar la primera asistencia en situaciones que no serían aceptables en otro contexto,, o a trasladar al paciente de la zona de riesgo atendiendo más a la velocidad del rescate que a la estabilidad de la víctima. Por ello, al hablar de medicina táctica muchas veces pongo el ejemplo de asistencia a una herido en por asta de toro durante un espectáculo taurino. Incluso se pueden extraer lecciones interesantes de la diferente respuesta a un incidente en un coso cerrado con un solo animal o un incidente con uno o más heridos en un espacio abierto con más de un toro sueltos.

alvaro-medicina-tactica-1

17.- Vinculación del Servicio de Montaña de la GC con los médicos del 061 y el Máster de Emergencias de la Universidad de Zaragoza.

Este es un magnífico ejemplo de lo que hemos citado tantas veces en esta misma entrevista. Como se ha resuelto, magistralmente en mi opinión, de manera integral un riesgo que exigía un abordaje multidisciplinar. Y como las FCSE, en este caso, la GC de Montaña colabora codo con codo con un servicios de emergencias sanitarios y de rescate de carácter “civil” e incluso con la Universidad. Este éxito debe trasladarse a otros ámbitos. Por ejemplo, los riesgos nucleares y radiactivos, donde deben crearse alianzas entre servicios de intervención civiles, FCSE y FAS y expertos universitarios para dar una respuestas adecuada a estos servicios. Además creo que estas cooperaciones puntuales en riesgos específicos a la larga facilitan la colaboración diaria, y este intercambio de ideas facilitan aquella intervenciones diarias donde los distintos servicios deban actuar e incluso se intercambian ideas y se promueven mejoras. No olvidemos que gran parte de los últimos avances de la medicina de urgencias (tanto pre- hospitalaria como hospitalaria) proviene de las lecciones aprendidas en combate. Y estas lecciones son adaptadas al entorno civil con mayor facilidad si hay profesionales que se muevan en ambos ámbitos.

18.- Manejo de la vía aérea

Bueno, aquellos miembros de Fauerzaesp que visiten el hilo de Medicina Táctica desde hace unos años, sabrán que esta pregunta está hecha con conocimiento de causa. Yo considero el manejo de la vía aérea es, tras el control de las hemorragias masivas externa, uno de los aspectos esenciales de la asistencia sanitaria en entorno táctico. En 2103,después de pasar un tiempo leyendo en el hilo decidí que, en las medidas de mis posibilidades, era hora de aportar algo. Como me consta que hay mucha información disponible sobre el control de hemorragias, el material del curso B-Co (Bleeding Control) de la NAEMT es de acceso libre tanto en inglés como en español, decidí elaborar una pequeña guía sobre el Manejo de la Vía Aérea en el Entorno Táctico y ofrecerla a cualquier interesado el foro. Todos aquellos que la leyeron aportaron modificaciones interesantes y al final creo que nos quedó un documento al menos interesante. En la guía tratamos exponemos desde el manejo básico hasta el uso de material avanzado explicado a personal sanitario. Con ello pretendo ser consecuente con mi forma de pensar sobre la enseñanza de la medicina táctica. Este tipo de conocimientos son técnicas. Técnicas que en ciertas circunstancias pueden suponer una diferencia vital en una asistencia. Por ello entiendo que debemos enseñarlas a la mayor cantidad de personal posible. Pero como técnicas que son, debemos enseñar su desarrollo y, sobre todo, cuando deben ser aplicadas y cuando no. Por supuesto, muchas de ellas solo deben ser aplicadas por personal debidamente equipado, instruido y adiestrado. Pero este hecho no debe impedir que se enseñen las técnicas básicas al mayor número de agentes posible. A personal que trabaja a diario en situaciones críticas y que sabe manejar un arma, un extintor y que sabe aplicar un desfibrilador no entiendo porque no podemos enseñar a manejar una mascarilla o una cánula orofaríngea. De ahí mi pequeño esfuerzo docente. Que viene de mi inquietud para que cualquier interviniente domine los elementos básicos de una asistencia al trauma en situación extrema (control de sangrado, vía aérea, inmovilización , protección térmica…)

No quisiera despedirme sin dar agradecer a Leonpro y Lovat por esta oportunidad (pero sigo pensando que se han equivocado de forero para la portada..) y sobre todo a todos los miembros de fauerzaesp por su trabajo diario “en las trincheras” y por las aportaciones al foro de las que tanto he aprendido y aún sigo haciéndolo.

Muchas gracias¡¡

Gracias a ti Alvaro, fuerza y cuídate.

Publicidad
Comprar Actuaciones básicas en emergencias, evacuación y autoprotección

Both comments and pings are currently closed.

Comunidad de Fuerzaes Especiales de la Policia y el Ejercito--> Fauerzaesp | Se mantiene gracias al material cedido por sus miembros. Portal creado y mantenido con Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL